Alcatel 3088, un móvil con diseño clásico sin renunciar a las últimas tecnologías por 65€

Desde la llegada de los smartphones, la tendencia habitual ha sido ver cómo los móviles de hoy en día cada vez cuentan con pantallas de mayor tamaño y resolución, así como todo tipo de nuevas tecnologías. Además, si nos vamos a una gama media o alta, nos encontramos con que el precio de estos smartphones puede estar al alcance de pocos bolsillos. Mientras que son muchos los que quieren estar a la última en este aspecto, son otros muchos los que cada vez echan más de menos aquellos móviles que ofrecían grandes autonomías con unas funciones básicas. Esta demanda ha hecho que veamos ciertos modelos que vuelven a contar con un diseño clásico, pero que carecen de algunas funciones que a día de hoy se han vuelto imprescindibles. Sin embargo, el Alcatel 3088 reúne todo, diseño clásico sin renunciar a ciertas tecnologías como el 4G o la posibilidad de usar apps tan populares como el propio WhatsApp.

Diseño clásico con pantalla pequeña y teclado físico con botones

Nada más fijarnos en el Alcatel 3088, podemos ver un teléfono que nos recuerda a aquellos modelos de móviles que comenzaban a tener pequeñas pantallas a color y que todavía mantenían los botones del teclado. Sin embargo, encontramos un móvil que a su vez cuenta con líneas y materiales modernos, así como un acabado con efecto pintura metalizada.

Alcatel 3088

Un dispositivo que cuenta con unas dimensiones nada propias de un smartphone, 125.2×50.5×12.75 mm, donde se aloja una pantalla de 2.4 pulgadas QVGA y un teclado físico con los típicos botones para aceptar o rechazar llamadas, teclado numérico con todo el abecedario y símbolos, así como los clásicos botones que permiten seleccionar una opción u otra de las que se muestran en la parte inferior de la pantalla, ya que no es táctil. Destaca el botón con el icono del micrófono en la parte central, que nos permite reclamar la atención del asistente de Google.

Un móvil con unas dimensiones y diseño que nos permite llevarlo con total comodidad en cualquier bolsillo, aunque sea más grueso que los smartphones modernos, pero sin tener la sensación de que en cualquier momento podemos romper la pantalla o que el móvil se nos hará añicos si por cualquier cosa se nos cae al suelo desde cierta altura.

Alcatel 3088

El tipo de pantalla y por supuesto el teclado con botones físicos deja poco hueco para la batería, concretamente ofrece una capacidad de 1.500 mAh, que hacen que el Alcatel 3088 ofrezca una autonomía de hasta 7 horas y media en conversación y 300 horas en espera con un tiempo total de carga de 3.5 horas.

Sin renunciar a tecnologías como el 4G y el uso WhatsApp, Facebook, Google Maps o YouTube

Sin embargo, si hay algo que echaríamos de menos si pudiésemos volver un tiempo atrás, eso sería seguro la posibilidad de conectarnos a Internet desde el móvil. Algo que, por supuesto no nos va a ocurrir con el Alcatel 3380, puesto que cuenta con conectividad 4G para que podamos navegar a toda velocidad, hasta 150Mbps, y WiFi.

Aunque no cuenta con Android, puesto que el sistema encargado de gobernar el dispositivo de Alcatel es KaiOS, trae instaladas por defecto algunas de las aplicaciones más utilizadas hoy en día, como WhatsApp, Facebook, YouTube o Google Maps, ya que dispone de GPS integrado. Y por si fuera poco, también es compatible con el asistente de Google, lo que nos permite solicitar ciertas acciones al Alcatel 3088 con nuestra propia voz.

Alcatel 3088

Por lo tanto, se trata de un terminal con una apariencia que nos recuerda a los teléfonos móviles de hace unos cuantos años pero que no por eso está reñido con las últimas tecnologías. Y por si fuera poco, el Alcatel 3088 cuenta con un precio de tan solo 65 euros. Un dispositivo ideal para personas mayores que lo único que hacen es realizar y recibir llamadas o usar WhatsApp, para aquellos adolescentes que ya demandan tener su propio móvil para estar en contacto con sus padres y amigos o bien, para aquellos que por su trabajo o aficiones tienen un alto riesgo de golpear o que se le caiga el móvil al suelo.