La historia de los hackers que hackearon a otros hackers para espiar al mundo

Virus

En el grupo existen cuatro país que se colocan como los más activos cuando hablamos del mundo hacker y del espionaje en general. La profesionalización de estos actores en el mundo cada vez más conectado hace que incluso cuenten con apoyos gubernamentales en esos países, algo que los gobiernos niegan en todos los casos. Hoy, vamos a conocer la historia de los hackers que hackearon a otros hackers para espiar al mundo utilizando sus propias herramientas.

Un grupo de piratas informáticos rusos han conseguido aprovechar las herramientas de un grupo de ciberespionaje iraní para espiar y atacar decenas de organizaciones gubernamentales e industriales. Lo curioso de la historia es que los atacantes rusos en realidad se hacían pasar por atacantes de Irán. Esto ha sido confirmado oficialmente por autoridades tanto de Reino Unido como de Estados Unidos.

Turla, los hackers rusos que hackearon a los iranís

El grupo hacker ruso, conocido como Turla, está acusado de actuar bajo las ordenes del gobierno de ese país. Estos han sido capaces de “colarse” en organizaciones de al menos 20 países en los últimos 18 meses según las autoridades británicas. La campaña de ciberespionaje ha sido más activa en Oriente Medio, pero también ha afectado a países como el propio Reino Unido.

rusia-espia

Lo curioso de todo esto, dejando de lado es escándalo del espionaje a nivel mundial, está en que estos hackers rusos lo han realizado todo “haciéndose pasar” por sus colegas iranís y utilizando sus propias herramientas. De alguna forma, Turla consiguió infiltrarse en APT34, así se llaman los hackers iranís para aprovechar su propia infraestructura para lanzar los ataques y convertirse en un grupo organizado que podría pasar por estar entre los mejores hackers del mundo.

Las autoridades de los países occidentales tienen un ranking de países más peligrosos en el terreno del ciberespionaje destacando Rusia, Irán, China y Corea del Norte como principales actores. En este caso, ninguno de los dos gobiernos “implicados” ha accedido a responder cuestiones relativas a Turla y APT34.

Desde Reino Unido explican que esto pone de manifiesto lo “complicado” que se está poniendo el mundo de los hackers al servicio de los gobiernos y explica que es peligroso atribuir ataques a países por estas cuestiones. No obstante, Edward Snowden o medios como Der Spiegel explican que los países occidentales no son ajenos a estas prácticas.

No es la primera vez que un grupo hacker utiliza a otro para “enmascarar” sus operaciones. Sin embargo, al existir vinculación entre los hackers y los gobiernos, lo que puede ser un ataque de Rusia, por ejemplo, puede quedar falsamente atribuido a Irán, generando consecuencias para uno de los países que no está implicado en el ataque en cuestión.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > reuters