Cuidado con lo que instalas en tu móvil, casi la mitad de las app para iOS y Android son vulnerables

Actualidad

A casi todo el mundo le encanta instalar apps en su móvil, algo que en ocasiones hacemos por necesidad, mientras que otras veces es más por curiosidad o popularidad. Basta con que una app se ponga de moda, para que en tan solo unas horas consiga millones de descargas. Sin embargo, la gran mayoría de usuarios no somos conscientes del riesgo que corremos al instalar una app en nuestro móvil. Según los estudios realizados por expertos de seguridad, aproximadamente el 40% de las apps para iOS y Android son vulnerables de ser hackeadas.

Esto supone un gran riesgo para nuestra seguridad y privacidad, más aun si tenemos en cuenta que hoy en día usamos el móvil prácticamente para cualquier cosa y esto implica que guardemos información confidencial, como datos de nuestras tarjetas, accesos nuestras cuentas bancarios u otros datos personales. Por lo tanto, descargar una app en nuestro móvil, ya sea iOS o Android, debería ponernos en alerta y tener precaución con lo que estamos instalando, su origen y permisos que nos solicita para su correcto funcionamiento.

Expertos de seguridad aseguran que el 40% de las apps para iOS y Android son vulnerables

Lo cierto es que el 40% de las aplicaciones para iOS y Android sean vulnerables no quiere decir que estén infectadas, simplemente que según un estudio realizado por expertos en seguridad, las grandes habilidades y las diferentes técnicas de los hackers, hacen que muchas de las apps desarrolladas a día de hoy sean vulnerables. Es decir, pueden aprovechar cualquier fallo o vulnerabilidad para robar datos de los usuarios a través de ellas. Si estos datos son simplemente datos de nuestro perfil de usuario o cómo usamos la app, la cosa no va mal, pero lo peor es cuando pueden recoger datos nuestros personales y confidenciales.

apps iOS y android vulnerables

En este sentido, uno de los culpables o responsables de este riesgo son los propios desarrolladores, ya que son los que deberían poner todas las medidas posibles para evitar que sus aplicaciones sean fácilmente vulnerables. Mientras que por otro lado, está la propia plataforma desde donde nos descargamos esa app, Google Play o App Store, y la responsabilidad de los propios usuarios.

El año pasado se descargaron la friolera de más de 200 millones de aplicaciones móviles, entre las cuales, los expertos de seguridad analizaron algunas de ellas, elegidas entre las más descargadas y utilizadas. Como resultado de estas pruebas, el 38% de las app para iOS analizadas eran vulnerables, mientras que en el entorno de Android, el porcentaje ascendía hasta el 43%.

En la mayoría de casos se detectaron debilidades en los mecanismos de seguridad (74% en iOS y 57% en Android), mientras que en un 42% los problemas estaban en componentes del lado del servidor. Sin embargo, el problema más común es el almacenamiento de datos de forma insegura de estas apps, donde se detectó que el 76% de las app móviles analizadas almacenaban datos confidenciales como contraseñas, datos financieros u otros datos personales de forma insegura.

Si a esto le añadimos que los piratas informáticos pueden explotar este tipo de vulnerabilidades de forma remota a través de malware y la falta de atención por parte de los usuarios a la hora de instalar cualquier app en el móvil, hace que el peligro de ser atacado crezca exponencialmente.

Algunas recomendaciones para los usuarios a la hora de instalar apps en el móvil

Por lo tanto, debemos extremar la precaución a la hora de instalar cualquier app en nuestro smartphone. Lo primero que debemos hacer es no confiar en cualquier tienda de apps o aplicaciones móviles que en las tiendas oficiales son de pago y que en otros sitios nos las ofrecen de forma gratuita, ya que en la mayoría de ocasiones suelen ser software con malas intenciones.

Otra recomendación es evitar conectar nuestro móvil a estaciones de carga u ordenadores que no sean de confianza. Además, los sistemas operativos modernos de los móviles, suelen preguntar si confían en el sistema al que nos estamos conectados para alertarnos de lo que vamos a hacer.

No abrir enlaces de remitentes desconocidos que podamos recibir a través del correo o aplicaciones de mensajería nos puede ayudar a evitar ser infectados fácilmente, mientras que debemos ser bastante cuidadosos con los enlaces de descarga de apps que recibamos incluso de personas de confianza. También es aconsejable no aceptar solicitudes de instalación de software de terceros en nuestro móvil.

Por su puesto, debemos tener en cuenta que rootear o hacer jailbreak a nuestro móvil deshabilita ciertos mecanismos de protección de seguridad, por lo que nuestro móvil estará aún más expuesto a todo tipo de amenazas. Y ni que decir tiene que, es importante tener el sistema operativo de nuestro móvil debidamente actualizado, usar algún sistema de seguridad para el bloqueo de nuestro móvil y estar muy atento de los permisos que nos solicita cada una de las apps que instalemos.

Escrito por Roberto Adeva

Fuente > GBHackers