Huawei no recurre a los chips de Qualcomm para sus terminales de referencia, sino que instala en ellos hardware propio; es decir, los SoC Kirin. Y desde el Kirin 970, lo que incluye al Kirin 980 de los más recientes Huawei P30, la marca ofrece a los usuarios una NPU integrada. Una unidad de procesamiento dedicada específicamente a la Inteligencia Artificial Pero ¿qué hace esta tecnología?

La Inteligencia Artificial es dependiente del software, pero también del hardware. Gracias a la NPU, las funciones relativas a la Inteligencia Artificial se procesan de forma independiente a cualquier otra tarea. Así, además de conseguir un rendimiento destacablemente superior para estas tareas, se mantienen bajo control tanto la temperatura del hardware como la autonomía del dispositivo, y no se ve perjudicado el rendimiento en el resto de funciones.

Inteligencia Artificial y voz, así te escuchan y atienden los Huawei P30

Los nuevos Huawei P30 cuentan con varios micrófonos que sirven para la ‘escucha’ y para la cancelación de ruido en llamada, por ejemplo. Pero también para el control por voz. La Inteligencia Artificial trata de comportarse como lo haría la de un humano; en esto, el micrófono se encarga de trabajar como los oídos captando el sonido de nuestra voz, mientras que la NPU es la que hace las veces de ‘cerebro’, procesando esa voz.

En el trabajo de la Inteligencia Artificial se puede diferenciar entre el procesamiento local y el remoto. Al contar con una NPU, las actuaciones de la tecnología de Inteligencia Artificial se pueden llevar a cabo en el propio dispositivo, y sin necesidad de enviar un ‘archivo’ a servidores remotos que procesen el contenido, generen la respuesta y la envíen al dispositivo por Internet.

Otras ventajas de la Inteligencia Artificial en los Huawei P30

Además del control por voz, hay otros campos en los que actúa la tecnología de Inteligencia Artificial. En la captura de fotografías, la IA se encarga de reconocer elementos en escena con HiVision, de optimizar la estabilización de imagen o de obtener la máxima calidad en tomas oscuras a través del Modo Noche.

El reconocimiento facial, o de huellas, también es dependiente de la Inteligencia Artificial; y la galería del dispositivo, que se aprovecha de ella para crear álbumes temáticos o crear breves clips seleccionando fotografías con nuestros mejores momentos.Todo esto sin mermar la eficiencia energética, apoyada también por algoritmos de Inteligencia Artificial que optimizan, entre otras cosas, la gestión de aplicaciones en ejecución en segundo plano.