Todo lo relacionado con torrent se marca como ilegal, pirata o no, y es injusto

Todo lo relacionado con torrent se marca como ilegal, pirata o no, y es injusto

David Onieva

Como quizá la mayoría de vosotros ya sepáis, el protocolo BitTorrent que hace cosa de dos décadas creó Bram Cohen, se ha establecido como el principal protocolo para compartir archivos de gran tamaño entre millones de usuarios en todo el mundo, incluyendo todo tipo de empresas, y además a un coste mínimo.

De entrada hay que tener en cuenta que este es un protocolo de intercambio de archivos de gran formato usado en empresas tecnológicas de la envergadura de Facebook, Amazon o Twitter, entre otras muchas a lo largo y ancho del globo, ya que es un método cada vez más adoptado para distribuir archivos dentro de sus redes internas, por ejemplo. Pero claro, de manera paralela este protocolo BitTorrent es ampliamente relacionado con la piratería, se use para ello, o no.

Por lo tanto muchos servicios y plataformas de Internet tienen vetado todo aquello que tenga algo que ver con el protocolo y con los ficheros torrent, se use o no para compartir contenidos relacionados con la piratería, lo que se podría considerar como un tanto injusto tanto para las empresas involucradas en el desarrollo del proyecto, como para los propios usuarios. Es lógico que muchas de estas plataformas online prefieran no alojar sitios ni contenidos torrent que ofrezcan contenido pirata, pero esto no siempre es así.

Torrent

En ocasiones las empresas de Internet son demasiado poco permisivas con el «universo» torrent

Por ejemplo ese es el caso que se acaba de dar en un servicio de alojamiento gratuito con un cliente que vio su cuenta de suspendida por subir un paquete con el software de código abierto LibTorrent. Este es uno de los muchos casos en la Red en los que queda demostrado que el llevar a cabo una prohibición total de todo lo relacionado con los torrent, se puede convertir en una medida exagerada y contraproducente con la supuesta libertad de Internet.

Eso sí, al mismo tiempo hay que tener en consideración que buena parte de estos filtrados se llevan a cabo de manera automatizada, como es el caso que os mencionamos de LibTorrent, una biblioteca de código abierto que es muy utilizada en clientes tan extendidos y usados como qBittorrent, rTorrent o Tribler. Por tanto se puede considerar como una pieza básica de software a la hora de manejar descargas de torrents, pero que de entrada no infringe ley alguna.

Sin embargo, muchas plataformas online utilizan sistema automatizados para el filtrado de estos contenidos, por lo que todo aquello que implemente el término “torrent”, es marcado como que infringe los términos del servicio, lo que se traduce en retirada de contenidos y cierre de cuentas de usuario de manera injusta e innecesaria en muchos casos.

Fuente > TF