El reconocimiento facial de los aeropuertos funciona: pillan al primer falsificador

Estados Unidos lleva unos meses probando un sistema de reconocimiento facial en aeropuertos del país, el cual coteja la foto de los pasaportes con un escaneo facial del viajero, y determina si es el mismo de la foto o no. Este sistema fue implementado hace tres días en el Aeropuerto Internacional de Washington-Dulles, donde detectó que había algo raro en uno de esos viajeros, y efectivamente ha cazado al primer falsificador de pasaportes.

El escáner facial caza a un hombre que viajaba con un pasaporte falso

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, fue un hombre de 26 años que venía de Sao Paulo, Brasil, y presentó un pasaporte francés falso. Consiguió pasar el control engañando a las autoridades, pero el escáner facial utilizó la información biométrica para compararlo, y se dio cuenta de que algo fallaba. Por ello, pasaron a realizarle una revisión en profundidad. Ahí descubrieron que llevaba un documento de identidad de la República del Congo.

Aunque la gente tiene miedo de que esta tecnología se utilice para perseguir la actividad de gente concreta, las autoridades afirman que este sistema va a mejorar significativamente la seguridad en los aeropuertos, además de acelerar los controles de seguridad. De hecho, según afirman, el sistema ya ha conseguido reducir los tiempos de espera en una media de cuatro minutos en el Aeropuerto Internacional de San José.

Tiene una tasa de acierto del 99%, y podría sustituir al pasaporte

El sistema de reconocimiento facial utiliza algoritmos para cotejar rasgos faciales frente a fotos y vídeos de la cara de las personas que están en la base de datos, y los cuales se obtienen al realizar visados, pasaportes u “otras fuentes”. La tasa de acierto actual es del 99%.

escaner facial aeropuerto

Aunque el aeropuerto de Washington-Dulles hizo las primeras pruebas del sistema en 2015, no ha sido hasta el pasado 20 de agosto cuando han incorporado el sistema completo y funcional. Es uno de los primeros 14 aeropuertos que van a contar con este sistema de escaneo biométrico, y con toda la información que recopilen determinarán los mejores usos para esta tecnología.

De hecho, de cara al futuro la oficina de aduanas espera reemplazar por completo las tarjetas de embarque y los documentos de identidad haciendo uso de este sistema de reconocimiento facial. Con esto, quieren acabar de una vez por todas con la falsificación de pasaportes, donde muchas personas usan pasaportes robados de personas a las que se parecen, o directamente ponen su foto en otros nuevos que ellos mismos crean. A una persona es posible que la engañen, pero a un sistema biométrico de escaneo facial es difícil engañarlo.