Este virus de Android puede grabar tus llamadas y robar tus fotos

Actualidad

Triout es el nombre que ha dado Bitdefender a esta amenaza, un troyano que afecta al sistema operativo Android. En el año 2016 ya se había detectado un malware parecido en la Google Play Store; no obstante, este troyano tiene un potencial mucho más amplio, luego supone un mayor riesgo para los usuarios. Aunque Google sigue haciendo intentos por mantener segura su tienda de apps, y su sistema operativo, está demostrado que Google Play Protect no es eficaz.

Triout lleva a cabo sus operaciones gracias a un servidor de control; el troyano hace sus conexiones con el servidor con un cifrado, además de ofuscar las conexiones para minimizar el riesgo de detección. No obstante, Bitdefender ha conseguido detectar el malware y destapar cómo funciona exactamente. De manera remota, gracias a este servidor de control, los atacantes pueden enviar órdenes para la manipulación del dispositivo de la víctima, y del mismo modo realizar intercambios para, entre otras cosas, robar datos. Las posibilidades del troyano pasan por la grabación de llamadas de voz hasta la captura de fotografías sin conocimiento del usuario.

Así funciona Triout, un nuevo troyano para Android que puede espiar tus conversaciones y tomar fotos sin que te enteres

Como adelantábamos, el troyano Triout para Android opera como un spyware, en tanto que espía al usuario a través de todo tipo de robo de información. Se pueden grabar las llamadas de voz, se pueden tomar fotografías de forma remota, o vídeo, y se pueden rescatar todo tipo de imágenes ya almacenadas en la memoria del dispositivo atacado. Pero además, el troyano también permite rastrear a los usuarios con dispositivos Android. Lleva a cabo un registro de las posiciones GPS de manera constante, para controlar su ubicación, y tiene la posibilidad de controlar los SMS que se reciben y envían desde el dispositivo.

La única forma de evitar ser infectados por este troyano, igual que de otros, es la prevención. Hay que evitar la instalación de aplicaciones desde fuera de la Google Play Store, salvo tiendas de confianza; y por supuesto, es imprescindible revisar los permisos que solicita la aplicación en relación al uso de hardware del dispositivo.

Escrito por Carlos González

Fuente > thehackernews