Tu iPhone no te espía, promesa de Apple

Telefonía

Apple ha dado luz en torno a sus iPhone, y los servicios vinculados, y la privacidad de sus usuarios. Según asegura la compañía de Cupertino, los teléfonos inteligentes de Apple ‘no escuchan a los usuarios sin su consentimiento’, y además tampoco permite que las aplicaciones de terceros lleven a cabo este tipo de prácticas. Con mayor detalle, desde Apple han abordado la preocupación respecto al funcionamiento de Siri señalando que los iPhone no graban audio aun permaneciendo ‘pendientes’ del comando de activación ‘Oye, Siri’.

Por otro lado, desde la compañía de Cupertino han aclarado que los usuarios tienen que aprobar de forma explícita que una aplicación u otra tenga acceso al micrófono; y que las apps que llevan a cabo algún tipo de escucha tienen que mostrar un signo indicativo que lo deje claro al usuario. Apple también ha añadido detalles interesantes en sus declaraciones a los legisladores estadounidenses, como por ejemplo que se han eliminado de la tienda de aplicaciones App Store diversas apps que violaban la privacidad de los usuarios. No obstante, se han negado a aclarar si en algún momento han aplicado restricciones a desarrolladores, de forma directa.

Los usuarios saben cuándo están siendo ‘escuchados’, porque aceptan de forma explícita el uso del micrófono por parte de terceros

También han señalado desde la compañía de Cupertino que es responsabilidad de los desarrolladores notificar a los usuarios cuándo una aplicación ha sido eliminada por razones de privacidad. La firma de la manzana mordida no controla, ni puede controlar, qué hacen los desarrolladores con los datos de clientes recopilados. Por otro lado, tampoco tienen la capacidad de asegurar que los desarrolladores cumplan con las leyes locales o con su propia política de privacidad, ni pueden evitar la transferencia posterior de datos recopilados de los usuarios. Todo esto no está al alcance de los sistemas de seguridad de Apple.

Según datos oficiales de Apple, de manera semanal se envían aproximadamente 100.000 aplicaciones nuevas para su revisión y posterior entrada en la App Store, y de todas estas son rechazadas en torno a 36.000. Sus sistemas de control, al menos sobre el papel, son realmente efectivos y enfocados no solo a proteger la privacidad, sino la seguridad de los usuarios a todos los niveles.

Escrito por Carlos González

Fuente > reuters