La SNES Mini es igual que la NES Mini por dentro ¿se podrán cargar ROMs?

Videojuegos

Nada más ser lanzada la NES Classic Mini al mercado, empezamos a ver despieces de la misma en la que se mostraba qué hardware tenía en su interior. Así, encontrábamos a efectos prácticos una especie de Raspberry Pi con un procesador Allwinner R16 de 1,5 GHz y una GPU Mali400 MP2, más que suficiente para mover los juegos emulados. Ahora, se ha desvelado el interior de la SNES Classic Mini.

La SNES Classic Mini es idéntica a la NES Classic Mini a nivel de hardware

Y es que, por dentro, son prácticamente idénticas. Esto tiene sentido, ya que a nivel de consumo de recursos de emulación la potencia necesaria en ambos casos es ínfima. Nintendo sabía lo que se hacía cuando lanzó la NES Mini, ya que para lanzar una futura SNES Mini no iban a tener que hacer ningún cambio a nivel de hardware.

snes mini

Y prácticamente así ha sido. Después de que ayer salieran las primeras reviews, en Eurogamer han procedido a desmontar su unidad de SNES Mini para ver qué hay en su interior. La ubicación del HDMI y el USB es la misma, y la interfaz de la pantalla es muy similar. La salida HDMI también mantiene una resolución máxima de 720p. La disposición de la placa también es prácticamente idéntica, con el mismo procesador Allwinner R16, misma RAM (256 MB DDR3) y 512 MB de almacenamiento. En las siguientes imágenes, tenemos la NES Mini a la izquierda y la SNES Mini a la derecha.

A nivel de software, el equipo de desarrollo europeo de Nintendo ha emulado, además de la propia NES, otros chips específicos de juegos como el Super FX y el Super FX2 que usan juegos como Star Fox o Yoshi’s Island, o la SA1 de Super Mario RPG o Kirby Super Star. El DSP-1 de Mario Kart también está emulado.

También se deberán poder cargar ROMs personalizadas

El hecho de que ambas consolas compartan hardware tiene bastantes implicaciones. La primera es que es muy probable que se vayan a poder instalar ROMs adicionales de Super Nintendo, como ya ocurrió con la NES Classic a través de hakchi2. En segundo lugar, que Nintendo se excusara en el hardware para justificar no seguir fabricando la NES Classic vemos que no tiene sentido, y al ser idénticas, pueden seguir creando ambas manteniendo costes. En tercer lugar, esto también abre la puerta a que la NES Classic Mini pueda emular los juegos de SNES mediante un simple flasheo de kernel que la convierta en una SNES Classic.

La SNES Classic Mini estará a la venta a partir de mañana para las primeras reservas (las primeras se envían hoy mismo), y Nintendo ha confirmado que va a estar vendiéndola hasta bien entrado 2018, por lo que en principio esta Navidad no debería haber tantos problemas para conseguirla. La NES Mini sufrió una grave escasez el pasado invierno, y parece que este año no se va a repetir la situación porque Nintendo está fabricando bastantes más unidades.

Actualización: el creador de Hackchi2 ha confirmado que se puede hacer un dump del kernel y se van a poder cargar ROMs de la misma manera que con la NES Mini.

Escrito por Alberto García

Fuente > Eurogamer