Orii: el anillo futurista con micrófono y altavoz con conductividad ósea

Gadgets

Gracias a la gran cantidad de smartwatches que hay en el mercado, interactuar con el móvil aunque estemos alejados de este o lo tengamos en el bolsillo es más sencillo. Esto se hace aún más fácil si lo controlamos mediante la voz, y eso es lo que quiere potenciar el nuevo Orii Smart Ring, un anillo inteligente que nos permite controlar el móvil con la voz y realizar llamadas.

Orii: el anillo inteligente que te permite controlar tu móvil de la manera más futurista posible

Orii se conecta a nuestro móvil mediante Bluetooth de bajo consumo, y funciona a través de conductividad ósea. Gracias a ello, el sonido se transmite directamente a nuestro oído, ya sea una llamada, música, un vídeo, etc. Además, cuenta con micrófono con el que podemos realizar llamadas o utilizar asistentes de voz.

orii-anillo-inteligente

Con este dispositivo no es necesario tener que llevar constantemente un pinganillo en el oído, lo cual ayuda bastante a que quede más disimulado gracias a llevarlo en el dedo. El anillo incluye compatibilidad directa con Siri y Google Assistant, por lo que todo lo que podemos hacer con los asistentes se puede realizar a través del anillo, como escuchar instrucciones del GPS,  usar el traductor, responder llamadas, enviar mensajes en aplicaciones de mensajería, o incluso postear en redes sociales.

El anillo también cuenta con algunas posibilidades de personalización gracias a la aplicación que es necesario instalar en el móvil para utilizarlo. Con ella podremos crear alertas personalizadas con un LED de notificaciones, así como también vibraciones personalizadas a modo de alerta.

Cuesta 99 dólares, y la batería dura una hora de uso

La idea le surgió a Kevin Wong a través de su padre, que tiene problemas de ceguera desde la adolescencia. Con Orii, las personas con dificultades de visión pueden sacarle más provecho al móvil sin tener que depender de las opciones de accesibilidad y de una manera que respete mejor la privacidad. Después de probar otros wearables como smartwatches, finalmente decidieron que el mejor formato era el anillo.

Gracias al uso de la conductividad ósea, es posible utilizarlo incluso en ambientes llenos de ruido, como una discoteca, ya que la transmisión del sonido se realiza por los huesos y no por el aire. Por motivos como este, Origami Labs ya tiene acuerdos para ofrecer el anillo a instituciones médicas y de cuidados. En China, país origen de la compañía, han conseguido fondos de Alibaba y de fondos de capital, además de tener relaciones con fabricantes del producto.

El anillo lleva en desarrollo desde el año 2015, y esta semana se ha lanzado su página de Kickstarter con toda la información, y donde la versión más básica cuesta 99 dólares. La campaña ha más que duplicado su objetivo de 30.000 dólares en unos pocos días. Sus creadores trabajan también en mejorar el software para que la escucha sea pasiva y no activa, con el fin de mejorar la duración de batería y la privacidad del usuario.

Al ser tan pequeño, la duración de la batería es algo corta; 1 hora de uso hablando, o 45 horas en stand-by. El tiempo de carga es de una hora, cuenta con Bluetooth 4.0, y funciona con Android 4.4 o posterior, o iOS 9 y posterior. Cuenta con certificación IPX7, y está disponible en varios diámetros dependiendo del tamaño de nuestro dedo.

Escrito por Alberto García

Fuente > TechCrunch