¿Tiene sentido una pantalla de 120 Hz en un móvil?

Software

A principios de mes, Apple presentó los nuevos iPad Pro, los cuales cuentan con una pantalla ProMotion de 120 Hz en lugar de las de 60 Hz que tenemos la gran mayoría en nuestros móviles. Las pantallas del iPad Pro muestran, por tanto, el doble de imágenes por segundo. Mientras que en PC es muy útil, ¿lo es también en móviles?

Los 144 Hz cada vez se demandan más en PC: 220 Hz son el límite para la “máxima fluidez”

Antes de empezar, es conveniente recordar que el ojo humano puede distinguir hasta 220 imágenes por segundo, según un estudio realizado hace algunos años. Esto quiere decir que en una pantalla a partir de 220 Hz no notaríamos la diferencia con más imágenes por segundo, siendo ese el motivo por el que actualmente la máxima tasa de refresco la alcanzan monitores de 240 Hz.

ipad pro blanco 10,5 12,9

Actualmente, en PC el santo grial son los monitores de 144 Hz, que casi que se están estandarizando entre los gamers. Yo mismamente pude hacerme con uno de 144 Hz y resolución QHD a principios de año, y en mi experiencia conté que, además de ser una nueva sensación para jugar, a la hora de manejar el PC uno se nota muchísimo más ágil al utilizar el ordenador. Su precio ha bajado también, pudiendo adquirirse monitores de 144 Hz por apenas 243 euros.

Y esto es porque, en lugar de estar refrescándose el monitor cada 16,6 ms, éste se está refrescando cada 7 ms. El aumento de la cantidad de información lo podemos ver en la siguiente imagen que tomé el otro día a una velocidad de obturación de ¼ de segundo en mi monitor, donde se puede ver la cantidad de veces que aparece cada nave conforme hay más fotogramas en la pantalla.

ufo-test

Las emisiones de la TDT están limitadas a 50 fps, mientras que la mayoría de paneles de las televisiones 4K más modernas cuentan con paneles con 120 Hz de refresco, que desgraciadamente poco contenido aprovecha en la actualidad a no ser que enchufemos dispositivos que sí lo soporten, como un ordenador.

Las pantallas de los móviles actuales podrían llegar a 75 o incluso a 90 Hz

La fluidez en los móviles ha sido algo que ha ido mejorando con el paso de los años y la mejora de los procesadores. iOS cuenta con un diseño bastante fluido, mientras que Android dio un gran salto en este aspecto con Project Butter y posteriormente en Lollipop, con unas animaciones muy ricas y fluidas.

Las pantallas de los móviles son capaces de ir hasta a 90 Hz, pero la mayoría están capadas a 60 Hz para establecer sincronización vertical y evitar el tearing (que dos imágenes aparezcan a la vez en partes diferentes de la pantalla, mostrándose un corte entre ambas). Así, las gafas de realidad virtual como las Oculus Rift permiten esta gran tasa de refresco, y su pantalla es básicamente la misma que la de un móvil (los primeros kits usaban pantallas de Galaxy Note, y funcionaban a 75 Hz).

oculus-rift

Como aficionado a la tecnología, estoy a favor de que estas mejoras se implementen en nuestros dispositivos, pero no a cualquier precio. Mientras que en PC estoy totalmente a favor de cuantos más Hz posibles para un monitor, mejor, porque no hay restricciones de consumo, en un móvil esto cambia bastante.

Y es que, aunque en el ordenador sea como la noche y el día, en móviles no es tan necesario. 60 fps es una cifra bastante aceptable para los móviles. A pesar de que los procesadores Snapdragon de la serie 800 y posteriores, el Kirin 960 y los MediaTek Helio X10 y posteriores son compatibles con pantallas de 120 Hz, todavía no hemos visto ningún móvil equipar estos paneles.

Gracias al refresco adaptativo, se puede tener una pantalla de 120 Hz sin que se dispare el consumo

Duplicar la cantidad de imágenes por segundo supone un aumento en el consumo de batería, algo que se mira al milímetro en nuestros móviles. Por ello, las pantallas ProMotion de Apple van adaptando de manera dinámica los fotogramas por segundo al contenido que se está mostrando en pantalla para reducir en la medida de los posible el consumo.

Esto irá potenciándose cada vez más en móviles que incluyan tecnologías de refresco adaptativo, las cuales emparejan lo que la tarjeta gráfica está dibujando con la tasa de refresco de la pantalla de la misma manera que funcionan FreeSync o G-Sync en PC. Así, los paneles pueden adaptar su tasa de refresco de manera dinámica sin que aparezca el odiado tearing, a la vez que se ahorra energía.

movil-120-hz

Por ejemplo, si estamos viendo un vídeo a 30 fps en YouTube, la pantalla puede pasar a funcionar a 30 Hz para no mostrar fotogramas de más que no vamos a ver. En cuanto pasemos a un vídeo de 60 fps, la pantalla pasa a 60 Hz. Al volver al menú del móvil, se vuelven a activar los 120 Hz para mejorar la fluidez por el sistema. El Snapdragon 835 incluye Q-Sync, que aplica todos estos conceptos, por lo que no sería raro que el año que viene viéramos los primeros móviles en incluir pantallas de 120 Hz, o incluso los iPhone de este año.

El principal beneficiado de esta tecnología es la realidad virtual en los móviles, donde duplicar los fotogramas por segundo permite una experiencia más realista y fluida. Gracias a ello, las futuras versiones de gafas de realidad virtual contarán con mejores tasas de refresco. El hecho de que los móviles actuales vayan a 60 Hz hace que la realidad virtual sea algo casi anecdótico que no pueda usarse más de 5 minutos por mareos.

En definitiva, la industria parece que va a ir apostando cada vez más por los paneles de altas tasas de refresco tanto en monitores, como en televisiones y móviles. La mejora en los dos primeros es bienvenida con los brazos abiertos, mientras que en móviles debe adaptarse el refresco dinámico para evitar que la batería dure menos incluso de lo que lo hace en la actualidad.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone