La Justicia cifra en 100 millones de euros el fraude de “la rueda” de la SGAE

Ayer os contábamos la operación de la Policía Nacional contra miembros de la SGAE con la detención de algunos de ellos por el conocido como fraude de “la rueda”. Hoy sabemos que el juez Ismael Moreno de la Audiencia Nacional ha cifrado el fraude por derechos de autor en la nada despreciable cifra de 100 millones de euros.

Varios miembros de la SGAE habían puesto en funcionamiento un fraude millonario en los últimos años llamado “la rueda”. Con la emisión de piezas musicales emitidas en televisión en horarios de madrugada, han llegado a ingresar más por derechos de autor que algunas estrellas consagradas de la música de nuestro país. Por ello, ayer la Policía Nacional, a través de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), lanzaba una operación que se saldaba con 18 detenidos.

La SGAE quiere cobrar el doble de las televisiones y radios para sobrevivir

“La rueda”, un fraude de al menos 100 millones de euros

El magistrado de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha cifrado en “al menos” 100 millones de euros el fraude en el periodo entre 2006 y 2011. En el auto que enviaba ayer a prisión eludible bajo fianza de 100.000 euros lo dejaba claro, destacando que el fraude consistía en el registro de obras originales “como si de obras nuevas se tratasen, sin variación alguna de la auténtica y original en la mayor parte de los casos”.

sgae

Además, muchas de ellas se realizaban por personas “con cuanto menos dudosos conocimientos musicales”. Entre las piezas encontramos varias de Mozart o el popular Pobre de mí que se entona en las fiestas de San Fermín de Pamplona. No olvida el juez que todo era posible “en connivencia con trabajadores de productoras de televisión, mediante el abono de comisiones para que el repertorio se difunda en horas nocturnas con preferencia a estas obras”.

‘El fracaso de la SGAE’ según quien gastó 40.000 euros en prostitutas con la ‘Visa SGAE’

La SGAE siguen envuelta en la polémica y, aunque desde la dirección actual intentan desmarcarse de todo lo acontecido en el pasado, lo cierto es que los escándalos no cesan. Es necesario que se tomen medidas definitivas para que este grupo (que debe velar por los derechos de autor y nada más) deje de aparecer día sí y día también en noticias que lo colocan cerca de parecer una organización criminal.