Almacenamiento en la Nube, llamado a sustituir a las tarjetas de memoria o los pendrive

Gadgets

Los más veteranos del lugar seguro que todavía recuerdan cuando andábamos por la calle con una caja de disquetes de 3,5 pulgadas en la mochila para ir a casa de un amigo a enseñarle el nuevo juego de turno o incluso para reinstalar Windows porque su equipo no funcionaba.

Pasaron los años y estos discos, al igual que los de “5,1/4” dieron paso a los CDs y DVDs que, en una espacio físico mucho más reducido, se podía almacenar una mayor cantidad de datos, lo que facilitaba en gran medida el transporte de todo tipo de información. Por no hablar de los CDs “reescribibles” o los DVDs de doble capa, que en su momento fueron tecnología punta. Pero como es habitual en el mundo de la tecnología, todo tiene un principio, con suerte un punto álgido, y un final.

Y es que después ya vinieron los sistemas de almacenamiento externo tales como los discos duros externos, los pendrives, y otros productos similares que, entre otras ventajas, nos proporcionaban una capacidad mucho mayor, comodidad de uso a la hora de borrar y almacenar nuevos datos, transporte más cómodo, además de una fiabilidad y durabilidad más adecuada a los tiempos que corren. A estos sistemas de almacenamiento ampliamente extendidos hoy en día hay que sumarles las habituales tarjetas de memoria y similares tan utilizadas en los dispositivos móviles como nuestro smartphone, por ejemplo.

Almacenamiento en la Nube y local

El almacenamiento en la Nube cada vez tiene más adeptos y modos de uso

Sin embargo de un modo u otro estos sistemas tan populares hoy en día ya se están comenzando a ver, poco a poco, superados por otro método más avanzado a la vez que versátil para llevar nuestros datos a todos sitios, o en este caso más que «llevar», ya podría decir «poder utilizar». Y es que los cada vez más extendidos servicios de almacenamiento en la Nube van ganando terreno a los métodos actuales en estas lides, más si tenemos en cuenta la gran cantidad de ellos de los que disponemos, muchos con modalidad gratuita y con capacidades de varios gigas que nos permiten guardar una enorme cantidad de datos sin gastar un solo euro.

Esto, unido a las buenas conexiones a Internet de las que disponemos hoy día, tanto vía WiFi como 4G, para transferir esos datos a toda velocidad, y que son multiplataforma y válidos en todos los sistemas, se están convirtiendo en el sustituto perfecto a elementos tales como los discos duros, los mencionados pendrive o incluso para las tarjetas de memoria de nuestros móviles. Sirva como ejemplo la novedad que tiene pensado lanzar Google Drive y de la que os hablamos hace unos días, que hará copias de seguridad de nuestro disco duro.

Por todo ello y visto lo visto, el futuro del almacenamiento personal está cambiando de nuevo como ya ha sucedido varias veces años atrás, pasando ya en este caso de lo «local» a lo «remoto».

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Y como son tan fiables y nunca tienen problemas de privacidad y seguridad…

    Salu2

  • Francisco

    No es ni de lejos la solución, además hay tarjetas de memoria muy económicas. Y los dispositivos cada vez tienen mas memoria.

  • Alberto

    Hombre, no lo veo tan radical, que ha revolucionado y revolucionará más el sector, sí, sin duda, de ahí a que vayan a reemplazar a las memorias flash, HDDs externos y demás, al menos a corto plazo, lo veo poco probable. Lo que si veo bastante potente es lo de poder hacerte tu propio almacenamiento en la nube personal y privado, pudiendo acceder igualmente desde cualquier parte e independientemente del sistema o dispositivo (siempre que cuente con conexión a Internet, claro).
    Saludos.