Crea un mapa de redes WiFi de su barrio con su coche y una Raspberry Pi

Curiosamente, los proyectos “caseros” más interesantes que se han conocido en los últimos tiempos tienen una Raspberry Pi como protagonista. El miniordenador de moda ha ayudado a miles de personas a conseguir “montar” algo con sus propias manos en lo que se conoce como cultura maker. Uno de los últimos proyectos que conocemos consisten en crear un completo mapa de redes WiFi de un barrio utilizando para ello un coche y una Raspberry Pi.

El término wardriving hace referencia “a la búsqueda de redes inalámbricas Wi-Fi desde un vehículo en movimiento. Implica usar un coche o camioneta y un ordenador equipado con Wi-Fi, como un portátil o una PDA, para detectar las redes” (Wikipedia). Se trata de algo realmente curioso que sirve para crear un mapa de redes WiFi en una determinada zona.

Mapa de redes WiFi de su barrio

Y eso es precisamente lo que se ha propuesto Scott Helme, demostrando que se trata de algo sencillo y al alcance de cualquier con ganas de investigar la cuestión. Este equipó su coche con un determinado equipamiento y se dedicó a conducir arriba y abajo por su barrio. En total, 10442 puntos de acceso WiFi fueron descubiertos. Una vez recopilada toda esta información, el usuario volcó las coordenadas en Google Maps para crear un mapa. En su web personal se pueden consultar los resultados.

Concretamente, 8174 de las redes descubiertas contaban con protección WPA, 85 de las mismas con protección WEP y 2183 sin ningún tipo de protección. Además, se dio cuenta del importante aumento de redes WiFi disponibles en comparación con el estudio que realizó de manera similar en el año 2013. Está claro que las tecnologías inalámbricas son cada vez más importantes para los usuarios y la sociedad.

El equipamiento necesario

El equipo que se montó para conseguir esta tarea luce como el de la imagen que acompaña a este párrafo. Como vemos, se trata de una combinación de varios dispositivos al alcance de cualquiera. Entre ellos encontramos una batería externa de 50.000 mAh para alimentar el montaje, una Raspberry Pi 3, un módulo Alfa WiFi y otro módulo GPS. Todo ello unido por gomas.

mapa de redes WiFi

Sin embargo, para conseguir más rango de alcance, colocó la Raspberry Pi en la ventana del coche y los módulos WiFi y GPS en la antena exterior del vehículo que se utiliza habitualmente para la recepción de la radio. Después, sólo tuvo que conectarlo todo a su portátil y empezar a guardar los datos.

mapa de redes WiFi

Por cierto, si alguna vez os animáis a realizar algo similar, recordad que podéis subir los datos a Wigle, un mapa colaborativo en el que cualquiera puede volcar la ubicación de los puntos de acceso WiFi de todo el mundo.