Italia abre la puerta a que WhatsApp pague a las operadoras por usar sus redes

Whatsapp ha traído de cabeza a las empresas de telecomunicación desde que fue lanzada al mercado en enero de 2010. Las compañías de telefonía obtenían jugosos beneficios de las llamadas y los SMS, y desde que WhatsApp fue lanzado, los beneficios de estas compañías en los SMS cayeron en picado. Recientemente, esta tendencia se ha visto alimentada con el lanzamiento de las llamadas en WhatsApp. Este servicio ya lo incluían otras aplicaciones, pero ninguna está instalada en prácticamente todos los smartphone de nuestro país.

Las compañías de telecomunicaciones se vieron obligadas a ofrecer tarifas más asequibles, y el precio del minuto disminuyó, cayendo de una media de 15 céntimos en 2010, a 6.23 el pasado año. A pesar de ello, este año, debido a la reunificación de tarifas y a la menor competencia en el mercado, estas tarifas han aumentado ligeramente de media.

antenas competencia

Las telecos españolas, como Telefónica, llevan años intentando que Facebook o Google paguen por utilizar sus redes, pero estas propuestas nunca han acabado en buen puerto. Orange y Vodafone se aliaron también junto a Telefónica para regular este asunto.

telefonica justicia

En Italia la jugada podría ser bien distinta. El regulador de los servicios de comunicaciones Agcom, que viene a ser la CNMC española, podría imponer una nueva regulación, que obligaría a empresas de mensajería como WhatsApp, Telegram o Viber a pagar a las operadoras por utilizar sus redes. Este hecho es realmente controvertido, ya que, aunque es cierto que las empresas de mensajería están usando las redes de las operadoras, las operados no pagan por los servidores de las empresas de mensajería. Cada una ha de mantener un servicio que, al fin y al cabo, se retroalimenta. Las operadoras mantener las redes, y las empresas de mensajería sus servidores. Es complicado regular a todas las empresas de mensajería, pues eso desincentivaría que aparecieran nuevas empresas para competir.

agcom

Según proponen en Italia, las operadoras recibirían una compensación equitativa y no discriminatoria que compensara la inversión que hacen las operadoras para cablear y construir sus redes, y pagarían por los números de teléfono que utilizan los usuarios para registrarse en las aplicaciones de mensajería.

Este hecho no sería tampoco bueno para los usuarios, ya que Agcom abre la puerta a que las empresas de mensajería también puedan cobrar a los usuarios a través de la factura de la operadora para compensar el coste de la tasa. Al final, el coste acaba repercutiendo en el usuario.

Quizá te interese…

Movistar, Orange y Vodafone aliados contra Facebook y Google

Telefónica pide que se regule a Facebook y Google o que se liberen las telecomunicaciones

Telecos vs Facebook, Google y cía: ¿Quién invierte realmente?