El FBI anuncia oficialmente que no puede hackear teléfonos iPhone 5S o más recientes

Los usuarios de teléfonos iPhone recientes no deberán preocuparse por la exposición de sus terminales a las herramientas de hackeo del FBI, ya que la propia agencia estadounidense ha confirmado oficialmente que sus técnicas no sirven para modelos a partir del propio iPhone 5S. El FBI pudo acceder al iPhone 5C de los terroristas de San Bernardino, pero supuestamente es incapaz de hacer lo mismo con los iPhone 6 y 6S (y las variantes Plus) o con el nuevo iPhone SE estarían a salvo del espionaje del gobierno americano.

Continúa el cruce de acusaciones que mantienen el FBI con los fabricantes y empresas de tecnología como Apple que se niegan a conceder vía libre sobre sus dispositivos, y que ha puesto en el disparadero a la agencia federal por las técnicas de espionaje que sería capaz de emplear para la vigilancia sobre la población al introducirse en los teléfonos móviles. Con vistas a reducir la presión mediática, el director del FBI James Comey ha querido anunciar de manera oficial que las técnicas empleadas no funcionan con teléfonos iPhone 5S o más recientes.

Las técnicas empleadas por el FBI no han sido confirmadas pero todo apunta a que para acceder al iPhone de los terroristas yihadistas de San Bernardino se probaban múltiples credenciales de acceso copiando el contenido original de la memoria flash del teléfono, pudiendo resetear el contador de intentos fallidos. Esto ya no es posible hacerlo en teléfonos iPhone con el chip A7 de Apple ya que en la memoria flash también quedan registrados los intentos de acceso al terminal.

FBI desbloquea el iPhone

¿Están los nuevos iPhone protegidos frente al hackeo del FBI?

Aunque la semana pasada el FBI descartada revelar a Apple cómo había podido acceder al terminal, las pistas que ahora da la agencia serían definitivas para que desde Cupertino se crearan dispositivos más seguros a prueba de hackeos gubernamentales. No está claro si esta declaración del director del FBI se realiza a modo de lavado de imagen público frente a los que acusan a la agencia de violar la privacidad de los usuarios o como un capote hacia una de las empresas más importantes de Estados Unidos, a pesar de tratarse en el fondo de una investigación sobre terrorismo yihadista que podría ayudar a evitar atentados en el futuro.

A pesar de esta información oficial, no parece claro que la privacidad de los últimos iPhone (o cualquier otro smartphone) esté garantizada al 100%, ya que lo último que querría el FBI es dar una pista a los terroristas para que solo tengan que hacerse con teléfonos móviles más avanzados y proteger de ese modo sus datos y comunicaciones.

¿Creéis que los iPhone 5S o superiores están realmente a salvo de las técnicas del FBI?

Quizá te interese…

Un nuevo problema de seguridad aparece con iOS 9.3.1 afectando al iPhone 6s y 6s Plus

El FBI se salta la seguridad del iPhone y ayudará en el desbloqueo de otros terminales de Apple

El FBI se opone a una decisión judicial que le obliga a revelar cómo hackeó TOR