WiFi a/b/g/n/ac/ah/ad…¿qué significan estas siglas?

Redes

Desde la universalización de los equipos y estándares inalámbricos, nuevas tecnologías han ido sumándose hasta formar la completa galería de siglas y cifras que tenemos hoy día. WiFi 802.11 ah/b/g/n…lo que a priori puede parecer un baile de letras esconde un motivo por el cual que hacen que los dispositivos se conecten a las redes inalámbricas de nuestro hogar.

El protocolo WiFi 802.11 establecido hace décadas por el Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (IEEE) delimitaba en su inicio la velocidad de 1 y 2 Mbit por segundo, pero ¿a qué responden las letras que lo han ido acompañando posteriormente? Cada una de estas siglas muestra la modificación del protocolo a la cual pertenece y que ha servido para delimitar nuevas características como una mayor velocidad de transmisión de información o alcance.  Vamos a ver en qué consiste cada estándar Wi-Fi.

WiFi 802.11a

La primera revisión del estándar 802.11 nació allá por el año 1999 y opera sobre la banda de frecuencias de 5 GHz, con una velocidad máxima de 54 Mbps, seguía ofreciendo no obstante el problema de una excesiva atenuación en el aire debido a la banda en la que operaba, por lo que era necesario estudiar la expansión a nuevas bandas de frecuencias.

WiFi 802.11b

La revisión 802.11b comenzó a gozar pronto de una gran aceptación en general debido a que al operar en la banda de 2,4 GHz se reducía la atenuación eliminando muchas interferencias mejorando la calidad de la señal Wi-Fi. La velocidad de transmisión que ofrecía quedó establecida en unos teóricos 11 Mbit/segundo, pero su principal lastre fue que la cobertura en interiores quedaba limitada a un radio de 50 metros.

wifi-detalles

WiFi 802.11g

Sin salir del ancho de banda de 2,4 GHz, el Wi-Fi g aprobado en el año 2003 igualaba en lo que respecta a la velocidad de transmisión máxima teórica de 54 Mbit/seg, al estándar a pero mejoraba a su vez también la cobertura en interiores y exteriores que ofrecía el estándar b, lo que provocó la popularización de equipos que la implantaron en todo el mundo.

WiFi 802.11n

Sin duda uno de los grandes puntos de inflexión en las conexiones inalámbricas, gracias a la implementación de las redes MIMO en el estándar Wi-Fi, ya que aunque dichas antenas estaban ya presentes en equipos 802.11g, aquí comenzaron a normalizarse gracias a las ventajas de esta tecnología. Además de ser compatible con los estándares anteriores, con el Wi-Fi 802.11n se cubren velocidades de transferencia de entre 150 y 600 Mbps, garantizando velocidades de conexión de 300 Mbps estables en este último caso.

Por otra parte. la tecnología MIMO hace uso de varias antenas instaladas en el router para el envío y recepción de datos de manera simultánea.  Aplicada a este estándar se ayuda a lograr coberturas de hasta 120 metros en interiores y 300 metros en exteriores.

router wifi

WiFi 802.11ac

El nuevo estándar WiGig trajo consigo las grandes velocidades a las conexiones inalámbricas y prueba de ello es el avance conseguido con el Wi-Fi 802.11ac. Gracias a la tecnología beamforming para focalizar las señales de radio, el alcance de estas redes inalámbricas es superior incluso a pesar de operar en la banda de 5 GHz y a velocidades mucho mayores gracias a las antenas múltiples –hasta un máximo de 4-. En este caso, la velocidad teórica queda fijada hasta en 1.300 Mbps.

WiFi 802.11ad

La tecnología Wi-Fi bautizada como WiGig también de las más recientes y aunque todavía no es muy conocida para el gran público, pronto comenzará a serlo dado su increíble potencial. No solo porque ya se han anunciado equipos compatibles con la misma, como el Talon Ad7200 de TP-Link, sino sobre todo por las velocidades de hasta 4,6 Gbps que puede ofrecer en la banda de frecuencias de 60 GHz.

wigig-480x208

WiFi 802.11ah

Esta revisión conocida por “HaLow” ha sido la última en llegar y lo hace dispuesta a plantear una seria alternativa al Bluetooth de cara a explotar el sector del Internet de las Cosas y encauzar las conexiones de los dispositivos conectados en el hogar el día de mañana. En este caso hablamos de un ancho de banda de 900 MHz por lo que ofrece un alcance mayor que las redes que operan sobre 2,4 GHz además de ayudar a aligerar dicha banda dirimiendo el tráfico de conexiones de los dispositivos conectados del hogar.

Por último cabe señal que además de los mencionados, existen otros menos extendido como el 802.11c, o versiones de corte regional como el 802.11j en Japón que equivale al Wi-Fih.  Sin olvidar novedades al respecto, como los avances para contar con más ancho de canal, el progreso de la tecnología MU-MIMO centrada en las transferencias simultáneas desde varios clientes o el desembarco de Wi-Fiax en 2019 con velocidades de hasta 10 Gbps.

Quizá te interese…

Nace el nuevo Wi-Fi 802.11 ah “HaLow” con más alcance en interiores y ahorro en consumo

Así es el primer router compatible con WiFi 802.11ad que consigue hasta 7,2 Gbps

Visita Redes Zone para conocer lo último en redes y Wi-Fi

Escrito por David Valero

Fuente > ADSLZone