¿Por WhatsApp, o a la cara? Esto prefieren los adolescentes

¿Por WhatsApp, o a la cara? Esto prefieren los adolescentes

Carlos González

El servicio de mensajería instantánea WhatsApp continúa aumentando su cuota de mercado, habiéndose convertido ya en la mayor plataforma de mensajería instantánea. ¿Y qué hay de las redes sociales? También albergan millones de mensajes intercambiados de forma diaria. Ahora bien, una encuesta a miles de adolescentes deja, bien claro, cómo prefieren comunicarse.

En la encuesta se han contemplado varias formas de comunicación instantánea posibles para los adolescentes. En persona, a través de llamada telefónica, mediante redes sociales, por correo electrónico o las aplicaciones de mensajería instantánea son algunos de los métodos posibles. Por otra parte, también se especifica en qué medida se utilizan estos métodos. Pues bien, WhatsApp no es el preferido por los adolescentes.

Con respecto a esta encuesta, hablamos de adolescentes de los Estados Unidos, lo que podría hacer variar los datos con respecto a España, donde siete de cada diez ciudadanos utilizan la plataforma. Ahora bien, lo cierto es que sorprende que, incluso por delante de la mensajería instantánea, los adolescentes prefieren hablar por teléfono, mensajear por SMS o, por encima de todos, hablar directamente cara a cara.

08072015-cotd

Y la cuestión es que, siendo precisamente los adolescentes los que están creciendo en este entorno, donde las redes sociales y la mensajería instantánea ya ha madurado durante algunos años, ¿no seremos precisamente los más mayores los enganchados al teléfono? Otros datos interesantes que podemos extraer de esta encuesta están en el uso de videojuegos, que ha quedado relegado al octavo puesto y, si nos fijamos en el detalle, sólo el 13% de los encuestados los utilizan de forma diaria.

Ahondando un poco más en la cuestión, dándole una vuelta de tuerca más, los siete primeros puestos son ocupados por plataformas de comunicación, sin duda un aspecto muy interesante. Por lo que podemos ver si levantamos la cabeza y miramos a nuestro entorno, en nuestro país quizás se ha convertido en una app más adictiva de lo que nos creemos y estos son algunos de los principales aspectos negativos de WhatsApp.