Si tienes un PC de la época Windows XP o Vista cambiar a Windows 10 es posible

Muchos de vosotros seguro que habéis instalado Windows 10 en vuestro ordenador y los que no lo hayáis hecho puede que tengáis las típicas dudas acerca de seguridad y rendimiento del nuevo sistema operativo de Microsoft. Cambiar desde un ordenador con Windows 8.1 o Windows 7 es práctica, pero ¿qué sucede si somos usuarios de un ordenador de la época de Windows Vista o Windows XP? Vamos a ver si el equipo podría estar preparado para correr la última versión del popular SO.

Windows 10 ya está entre nosotros y poco a poco la acepción del nuevo sistema operativo de la compañía de Redmond empieza a extenderse. Durante las primeras semanas es lógico que haya muchos usuarios que eviten su instalación o que incluso instalen y regresen a una versión de un sistema operativo anterior (podemos hacerlo durante un mes). Pero aunque este hecho puede realizarse sin mayores complicaciones desde un ordenador más o menos actual, parece impensable dar el salto desde un equipo adquirido en la época de Windows XP o Windows Vista.

La instalación de Windows 10 en estos viejos equipos no estará limitada más que por los propios requisitos técnicos del sistema operativo, que eso sí, distan de los que se pedían en la época de Windows XP incluso Vista. Aunque no es posible actualizar vía software del mismo modo que desde Windows 7 u 8.1, siempre podemos adquirir la licencia para instalarla directamente en nuestro viejo equipo, eso sí, lógicamente el rendimiento se verá muy mermado comparado con ordenadores de mayor potencia.

apertura-windows-xp

Requisitos mínimos de Windows 10, XP y vista enfrentados

Pero centrándonos en los requisitos que serán mínimos para poder funcionar, Windows 10 necesitará de los siguientes: procesador o SoC de al menos 1 GHz, 1 GB de RAM para sistemas de 32-bit y 2 GB para 64-bit, en cuanto al espacio, necesitaremos contar al menos en el disco duro con 16 GB  para 32-bit y 20 GB para 64-bit, la gráfica deberá ser compatible con DirectX 9 y WDDM 1.0 y la resolución de imagen como mínimo de 1024 x 600. Si los cumples no cantes victoria, porque una cosa es poder ejecutarlo y otra bien distinta es poder disfrutar de todas las ventajas y funciones que permite este sistema operativo sin querer lanzar nuestro viejo ordenador por la ventana.

Para hacer una comparación los requisitos  mínimos de Windows XP y Windows Vista eran los siguientes:

Windows XP

  • Procesador: Pentium 233 MHz
  • RAM: 64 MB
  • Disco duro: 1,5 GB
  • Gráficos: Super VGA
  • Resolución: 800 x 600

Windows Vista

  • Procesador: 800 MHz
  • RAM: 512 MB
  • Disco duro: Disco de 20 GB (con 15 GB de espacio libre al menos)
  • Gráficos: DirectX 9
  • Resolución: 1024 x 600

¿Os habéis atrevido a instalar Windows 10 en un viejo ordenador que tuvieras por casa o en el trabajo?