Sólo 24 horas después Kickass Torrents tiene cambiar de nuevo su dominio a Costa Rica

Escrito por Claudio Valero
P2P

Ayer conocíamos que Kickass Torrents había tomado la decisión de cambiar su dominio para situarlo en la Isla de Man. Hoy, sólo 24 horas después del cambio, se ven forzados a volver a trasladar el dominio ya que el .im ha sido cerrado por las autoridades. Su nueva casa, veremos hasta cuando, será Costa Rica.

Debido al éxito de Kickass Torrents como portal de descargas P2P, son muchos los lobbies defensores de los derechos de autor que han puesto la vista en ellos. El cambio de dominio hacía la Isla de Man que se producía ayer mismo no ha terminado de fructificar y las presiones de estos grupos han llevado a las autoridades de ese paraíso fiscal a cerrarlo.

Por ello, Kickass Torrents se ve obligado a volver a viajar y colocar su dominio en Costa Rica. El nuevo dominio será kat.cr y estará activo en las próximas horas. De nuevo, el resto de dominios del portal de descargas serán redirigidos a esta nueva dirección. Estaremos atentos para ver cuanto dura esta vez la estancia de KAT en el país centroamericano.

Mr. Pink, administrador de Kickass Torrents ha explicado que su dominio ha sido cerrado en la Isla de Man y que ahora su nueva casa será Costa Rica. Les han informado que su dominio .im violaba los términos de uso aunque no les han facilitado más información al respecto. A diferencia de otros países, los dominios de Isla de Man no necesitan la intervención judicial para ser revocados.

Así pues, Kickass Torrents seguirá activo en su nuevo dominio kat.cr al que podréis empezar a acceder en las próximas horas, demostrado que de poco sirve esta guerra de guerrillas contra la piratería y la infracción de derechos de autor.

Quizá te interese…

Fuente > TorrentFreak

Continúa leyendo
Comentarios
2 comentarios
  1. miguel019 24 Abr, 15 1:42 pm

    Esto me suena a The Pirate Bay

  2. antelx 25 Abr, 15 1:18 am

    ¡Que pesados con los derechos de autor!

    Nadie pretende arrebatárselos a los creadores, solo queremos ver sus películas, que es para lo que las hacen, me imagino.

    Los derechos pueden quedarse con ellos “in aeternum”.