Aunque Facebook no permite que sus usuarios lo denuncien, irá a juicio en Europa

Software

Facebook tendrá que comparecer el 9 de abril por primera vez ante un tribunal europeo en relación a la demanda colectiva de los usuarios de la red social que protestan por las nuevas condiciones de uso de la aplicación y la violación de la normativa comunitaria en términos de privacidad. 

La compañía de Mark Zuckerberg está acostumbrada a lidiar con conflictos legales dada la gran presencia a nivel mundial y la cantidad de usuarios a los que envuelve en su manto. Pero un caso que parecía tener poco recorrido para Facebook está resultando algo más peliagudo. El grupo “Europe vs. Facebook” que recoge la demanda de 25.000 usuarios contra la compañía por violar en reiteradas ocasiones las leyes de privacidad de los usuarios, ha conseguido dar un paso más al fijarse la vista de este caso en un tribunal en Viena, para el próximo 9 de abril.

office_facebook

Esa será la primera vez que Facebook tenga que defenderse de dichas acusaciones en la vista sobre este caso, a pesar de haber negado las mismas al entender que el proceso no puede admitirse a trámite porque sus usuarios no pueden demandar a la compañía. Las condiciones de uso de Facebook que la empresa tiene disponibles para los usuarios no dejan lugar a mucha duda, ya que con el uso de la red social, estamos accediendo a lo dispuesto en ellas. Pero esa prepotencia de Facebook le puede salir cara, si el tribunal entiende que a pesar de estar limitado a un servicio aceptado por el usuario, las condiciones del mismo pueden vulnerar la legislación.

Facebook alega que los usuarios no pueden demandar a la compañía

El proceso podría costarle a Facebook 14 millones de dólares

La lista de puntos conflictivos que han sido planteados a la justicia incluye una queja sobre la política de uso de datos contraria a las leyes de la UE, la falta de consentimiento para el uso de ciertos datos, la monitorización de la navegación de los usuarios y la cesión de datos a terceros entre muchos otros. Algunos de estos puntos ya venían siendo aplicados por Facebook desde hace unos años, pero la reciente modificación de las condiciones de uso del servicio ha introducido novedades referente a la cesión de datos a terceros que plantean una de las encrucijadas legales más polémicas.

Facebook espera aumentar los ingresos al ceder los datos a terceros de forma más personalizada y eficaz, provocando que el usuario pueda acceder a campañas publicitarias más interesantes y orientadas a sus preferencias. De prosperar la demanda, la compañía de Mark Zuckerberg podría enfrentarse a sanciones de hasta 14 millones de euros según estiman los expertos, una cantidad que aunque no es elevada para el gigante tecnológico, sí que podría venir de la mano con una modificación del servicio tal y como está establecido actualmente, que supusiera un impacto negativo mayor al del económico.

Recientemente, Facebook también ha tenido otras causas con la justicia tras conocerse la decisión de un tribunal de Turquía de bloquear el acceso a las páginas de Facebook que publicaran caricaturas del profeta Mahoma, e incluso bloquear el acceso a la red social por completo de no verse cumplida esta exigencia.

Escrito por David Valero

Fuente > Tech Crunch