Facebook vuelve a esquivar a Hacienda y declara sólo 140.000 euros de beneficio en España

Facebook declaró al cierre del anterior ejercicio una cifra de ingresos en España de 2,68 millones de euros, algo que llama la atención al estar muy por debajo de las previsiones de volumen de negocio que se estiman para la red social de Mark Zuckerberg en nuestro país en 30 millones de euros.

No es nuevo que muchas empresas que operan en España, tributen directamente en otros países donde se benefician de regímenes fiscales más benévolos con sus arcas. Google, Amazon, Apple o Microsoft han sido otras de las empresas que siempre han estado en el punto de mira llevando a cabo una estrategia similar a la de Facebook que les permite ahorrar mucho dinero al no declarar impuestos de igual modo a como lo hacen las compañías emplazadas en este país. Desde la matriz irlandesa se declara el grueso del negocio en Europa, facturando desde aquel país, incluyendo los ingresos por publicidad que básicamente son la principal fuente de beneficios de la red social.

Los profesionales del sector publicitario, calculan que Facebook pudo ganar en España el pasado año alrededor de 30 millones de euros gracias a la estrategia de marketing y promoción de anuncios en la red social y para este año las cifras podrían ser aún mayores. La popularidad de Facebook en España no se ha resentido a pesar de los últimos cambios llevados a cabo por la compañía, ya que en 2013 se registraron 18 millones de usuarios únicos mensuales, con un ingreso medio de cada usuario de 2.01 dólares, lo que supone un volumen de negocio de 36 millones de dólares. Pero además, los analistas estiman en 35 millones de euros la cifra de ingresos publicitarios que se podría obtener en este año 2014.

Facebook's share prices are seen inside the NASDAQ Marketsite in New York

Facebook: beneficio de 140.000 euros en 2013 en España

Es quizás más polémica la cifra de beneficio declarado por Facebook en España, de tan solo 138.950 euros en 2013, lo que supuso un pago en el impuesto de sociedades de 60.431 euros, una cantidad prácticamente irrelevante comparada con la real a la que hubiera tenido que hacer frente la marca de origen estadounidense de haber pagado en nuestro país por la totalidad de ingresos tributados en Irlanda.  Este tipo de situaciones muchas veces genera crispación entre los usuarios, sobre todo en países donde la situación económica puede atravesar por momentos delicados, y donde la ciudadanía se ve expuesta a subidas de impuestos  mientras que afloran casos como el de estas empresas tecnológicas que acogiéndose a resquicios en las leyes fiscales, ahorran millones de euros cada año.

¿Crees que las autoridades deberían vigilar más de cerca este tipo de situaciones? ¿Debe actuar el Gobierno sobre estas empresas?