El Gobierno de EEUU amenazó a Yahoo con multas de 250.000 dólares al día, para que cediera datos

Yahoo ha decidido, siete años después, hacer públicas las amenazas recibidas por parte del Gobierno norteamericano, para compartir los datos privados de los usuarios de los servicios de la compañía tecnológica. La Administración alertó a la compañía tecnológica de multas diarias de 250.000 euros si no cooperaban.

Según han declarado fuentes de la compañía, las presiones que estaban sufriendo a manos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) del país americano, tuvieron la forma de amenaza de graves multas. Ayer, el gigante tecnológico Yahoo, quiso romper su silencio y destapar esta práctica de la Administración para ceder la información privada de sus usuarios, en cumplimiento con el programa de vigilancia PRISM que se estaba llevando a cabo por aquel entonces.

Ron Bell, jefe de asuntos jurídicos de Yahoo, ha indicado a la prensa que su compañía se enfrentó a una seria amenaza del Gobierno de aplicarle una sanción de 250.000 dólares al día si no cooperaban entregando los datos e información de los usuarios, que hacen uso de cualquiera de los servicios englobados en el holding de Yahoo. Cabe recordar que en el año 2007, el Gobierno de Estados Unidos trató de modificar la legislación para que las agencias de seguridad tuvieran la capacidad de solicitar información sobre los usuarios de Internet.

Yahoo fue una de las compañías que se negaron  a entregar datos privados por considerarlo contrario a la consitutición e iniciando así un proceso legal, que más tarde, en 2013, se vería afectado al destapar Edward Snowden el espionaje masivo que estaba llevando a cabo el Gobierno norteamericano. Desde ese momento, la sombra de la sospecha ha recaído sobre numerosas compañías tecnológicas, aunque algunas no han querido pronunciarse al respecto de su implicación –ya sea de forma coaccionada o voluntariamente- en el asunto.

yahoo-sede

Los documentos del caso de Yahoo saldrán a la luz

Yahoo ha declarado que en primera instancia se opuso frontalmente a la petición del Gobierno, pero ya que su recurso de inconstitucionalidad no prosperó y aunque fuentes de la compañía denuncian que hicieron todo lo posible por negarse, lo cierto es que al final, la ley parecía no dejarles otra salida que no fuera cooperar con la Agencia de Seguridad Nacional. En aras de reparar el daño, Yahoo ha peleado para que el caso sea desclasificado y el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera de Estados Unidos ha hecho públicas el dossier del caso que abarca 1500 páginas. Bell ha asegurado que intentarán que estos documentos estén disponibles para ser consultados por el gran público, a la vez que seguirán trabajando por la privacidad de sus usuarios. El escándalo de espionaje afectó también a otras grandes empresas tecnológicas como Apple, Google, Microsoft o redes sociales como Facebook.