Orange devolverá el dinero cobrado durante 8 años en la cuenta de un fallecido

La operadora Orange ha estado cobrando religiosamente la cuota mensual al difunto esposo de una socia de FACUA por una tarifa plana que nunca llegó a firmar, ya que en la fecha de entrada en vigor del contrato, este estaba legalmente incapacitado para firmar documentos. Ahora tendrán que devolver los 856 euros cobrados ilegalmente.

Según se ha publicado haces unos minutos en la web de FACUA-Consumidores en Acción, una socia de esta asociación ha conseguido que Orange le devuelve los 856 euros cobrados de forma ilegal entre agosto de 2004 y diciembre de 2012, en la cuenta de su difunto marido. El supuesto titular de la línea, fallecido en 2007, no pudo haber dado de alta la línea ya que una minusvalía le incapacitaba para firmar en su nombre ningún documento.

Todo se remonta a 2012 cuando la afectada detectó varias domiciliaciones extrañas en sus cuentas bancarias, por parte de Orange (France Telecom España) y vinculadas a una línea de teléfono que estaba a nombre de su ya fallecido esposo. Extrañada por esto, intentó comunicarse con el departamento de facturación, donde le aclararon que se trataba de una tarifa plana de voz para llamadas en fin de semana, contratada por su esposo en agosto de 2004.

orange

La afectada dio la orden de no pagar más recibos y envió un escrito solicitando la anulación de los cargos, ya que su marido no pudo haber contratado ninguna tarifa de móvil. También alegó que siempre habían contado con Movistar como operador para estos servicios. La operadora no le respondió, pero sí que continúo reclamándole el pago de las cantidades no pagadas.

Ese fue el momento en que la afectada decidió acudir a FACUA para intentar encontrar una solución. Desde la asociación se dirigieron a Orange para advertirles de que si no podían demostrar la existencia de un contrato, deberían anular los pagos y restituir todo lo cobrado. Después de varios meses intercambiando información, la operadora finalmente proporcionó un contrato donde se mostraba una firma que no correspondía con la del marido.

Por ello, la afectada interpuso una denuncia ante la Dirección General de la Policía por un supuesto de falsificación de la firma. Con esto, Orange finalmente accedió a reconocer la irregularidad cometida y posteriormente devolver el total de 855,84 euros cobradas de modo injustificado en la cuenta del marido fallecido.

La afectada declaró que “esta clase de compañías parecen no tener escrúpulos a la hora de aprovecharse de la facilidad que les damos las personas mayores, que por nuestra avanzada edad nos sentimos más indefensos y vulnerables ante estos fraudes y estafas telefónicos”.