El 40% de los compradores del Samsung Galaxy S5 vendió su iPhone

Curioso dato llega desde el comparador británico «compareMyMobile». Según la empresa, el 38% de los usuarios que ha comprado un Samsung Galaxy S5 se ha deshecho de un iPhone. Un dato revelador que demuestra que hay un porcenaje importante de usuarios que está dispuesto a migrar de iOS a Android.

Un tercio de los británicos ha cambiado su iPhone por el nuevo buque insignia de los surcoreanos, un dato curioso teniendo en cuenta las similitudes de Reino Unido con España. Ambos países lideran la penetración de smartphones europea, y aunque en las islas hay mayor porcentaje de usuarios con iOS, queda claro que Samsung ha acertado con su nuevo teléfono.

¿Qué venden los usuarios

La vida media de los smartphones ronda los 22 meses, fecha en la cual la mayoría de usuarios cambia de modelo para mejorar sus prestaciones. Según los datos del comparador que recoge el prestigioso diario The Telegraph, la mayoría de compradores del Galaxy S5 ha vendido un iPhone 4S. De hecho compareMyMobile destaca que se ha disparado la venta de este modelo más de un 200%. Otro de los smartphones que está pasando a mejor vida es el Galaxy S3 con un aumento de las sustituciones superior al 190%. La sorpresa llega al analizar los datos del iPhone 5S, el último teléfono de Apple también está siendo sustituido por los usuarios, concretamente la oferta se ha disparado un 184%. ¿Qué sucede?

Glam_Gear-2,-Galaxy-S5-Black_02

Obviamente que los usuarios cambien un iPhone 4S o un Galaxy S3 tiene sentido teniendo en cuenta que ambos teléfonos tienen prácticamente dos años, la sorpresa es que el último smartphone de Apple esté siendo cambiado por el S5, un móvil que no se parece en nada a nivel de diseño y que apuesta por la potencia en el hardware y por nuevas opciones como por ejemplo el pulsómetro o la capacidad de resistir al agua.

El iPhone 6 será más grande

No sé sabe si el próximo modelo de la firma de la manzana llegará a las cinco pulgadas pero lo que sí está confirmado es que tendrá más pantalla. Los rumores hablan de dos tamaños diferentes con el objetivo de aumentar su nicho de mercado y por supuesto mantener a los fans que prefieren el tamaño actual. Donde también parece que va a haber diferencias es en el precio y es que los analistas apuntan a que el modelo más grande podría subir 100 dólares su precio, es decir, estaríamos hablando de un smartphone de 799 dólares en su versión más básica (16 GB).