Vuelo MH370 de Malaysia Airlines: crónica desde un punto de vista tecnológico

El pasado 7 de marzo saltaba la noticia. El vuelo MH370 de Malaysia Airlines había desaparecido sin dejar ningún rastro de los 239 pasajeros. Repasamos los motivos que explican porqué no hay noticias sobre el vuelo a pesar de los sistemas de rastreo e identificación.

Desde aquel día han ido surgiendo noticias de los más dispares. Por ejemplo, que el avión se había estrellado en el mar o que el avión había sido secuestrado y obligado a aterrizar en una isla en el Océano Índico cerca de la península malaya. Lo único que se conocía era que el avión había estado unas 5 horas más volando desde la última comunicación por parte de los pilotos.

Al final se ha confirmado la peor de las hipótesis, ya que el primer ministro malayo, Najib Tun Razak, ha declarado que el avión se ha estrellado en un punto del Océano Índico sin ningún superviviente. Malaysia Airlines, la compañía aérea propietaria del avión, también ha confirmado el desenlace en su web mediante un comunicado.

Sin embargo, no han encontrado ningún resto del avión ni de sus pasajeros. Las autoridades del país se basan en los cálculos del vuelo realizados y la investigación de dónde ha caído exactamente sigue su curso.

Tecnología en los aviones comerciales. ¿Está obsoleta?

Un avión comercial está lleno de equipos de comunicación, incluyendo radios, faros automáticos, GPS y sistemas de comunicaciones informáticas. Además tiene una envergadura de 60 metros y una longitud de 63 metros. ¿Cómo es posible que aún no lo hayan encontrado y que hayan tardado tanto en saber lo que ha ocurrido? Es posible que, en realidad, la tecnología no sea tan sofisticada como todos creemos.

Vuelo MH370

En la actualidad, vivimos prácticamente todo el día conectados, ya sea por medio del teléfono, ordenador o cualquier dispositivo con capacidad de conectarse a internet. Esto nos ha hecho creer que podemos conocer cualquier cosa en cualquier momento. En parte es verdad, ya que como hemos visto con este mismo accidente, prácticamente al instante ya sabíamos que un avión había desaparecido. Pero, los días iban pasando y no se sabía nada más. La periodista Christine Negroni, especialista en temas aéreos, llamó a esto “La paradoja Twitter”. Esto quiere decir que las tecnologías de la comunicación han avanzado en gran medida, pero como contrapartida, la tecnología que incorpora un avión se ha quedado atrás en determinados aspectos.

Negroni argumenta que la tecnología de las cajas negras tiene un problema en cuanto a conectividad se refiere, lo que manifiesta que está obsoleta con respecto al gran avance de las telecomunicaciones.

Sistema ACARS

Además de los equipos de comunicación antes mencionados, un avión comercial está equipado con el sistema de Comunicaciones Aéreas y Sistema de Reporte (ACARS, por sus siglas en inglés de Aircraft Communications Addressing and Reporting System).

Este sistema informa sobre la situación del avión, en cuanto a la velocidad que lleva o el combustible que tiene, por ejemplo. Si hay algún fallo lo normal es que envíe una señal a la aerolínea que controla el vuelo, en este caso Malaysia Airlines. El problema surge cuando falla este sistema y no envía ningún tipo de comunicación.

ACARS

En el precedente del vuelo 447 de Air France, el 1 de enero de 2009 el avión viajaba desde Río de Janeiro a París, cuando de repente las comunicaciones se acabaron y el vuelo desapareció. Las autoridades pudieron comprobar que el ACARS había enviado unos mensajes indicando fallos en el avión. Esto les permitió proseguir con la búsqueda, hasta que, pasados 2 años tras el suceso, se localizaron parte de los restos del avión y la mayoría de los 228 cuerpos desaparecidos.

¿Existe la tecnología para rastrear aviones?

Podemos leer en el New York Times que la tecnología para rastrear aviones sí existe, pero apenas se utiliza. Mark Rosenker, ex presidente de la National Transportation Safety Board de EEUU y antiguo General de la Fuerza Área estadounidense, apunta que “la tecnología está disponible, pero es solo una cuestión de voluntad política para reconocer que esto es importante”. Además, señala algo muy importante y es que “lo que no ha mejorado es que todavía tenemos que esperar a recuperar las cajas negras para comenzar las investigaciones. Se gastan unos días preciosos”.

En el caso del que nos ocupamos, solo se ha podido extraer una cantidad de información muy pequeña, que al menos ha permitido reducir la zona de búsqueda. El problema es que en esa zona no existen apenas datos debido a que no hay prácticamente satélites que la cubran. Esto pasa porque es una zona en la que no ocurre nada y, ya sea por temas económicos, militares o políticos, los satélites no cubren lo suficiente como el resto de zonas del planeta.

Tareas para el futuro

Si hay algo que se debe hacer en el futuro, y cuanto antes, es mejorar y evolucionar las tecnologías de las comunicaciones de los aviones comerciales. Además, se debe utilizar la tecnología de satélites existente para cubrir cuanta mayor zona del planeta mejor, y poder evitar que no vuelvan a ocurrir accidentes como éste, en el que hasta pasados 17 días no se ha podido confirmar lo que ha sucedido. ¿Cómo crees que se deberían mejorar las tecnologías de comunicación de los aviones comerciales?