¿Qué conector tiene mi coche eléctrico?

Con la semejanza que podría tener frente a nuestro dispositivo móvil, el coche eléctrico utiliza un tipo de conector para realizar su carga cómodamente. En la actualidad se hayan varios tipos diferentes, que son los que el vehículo utilizará de manera más precisa. Ahora bien, ¿cómo son y cuál es el modelo que usa el nuestro? ¿Son universales?

El conector, una pieza clave para nuestro eléctrico

Como en cualquier tipo de dispositivo electrónico, los conectores de recarga son necesarios para el uso de los coches eléctricos e híbridos enchufables, ya que forman parte del proceso de recarga. O lo que es lo mismo: sin ellos no podemos suministrarle la energía necesaria para su funcionamiento.

Con todo, y de igual manera que sucede con los enchufes convencionales, los conectores estos vehículos, así como de los híbridos son dispares y no compatibles entre sí. Por lo tanto, no; no son universales. Hasta que se alcance un acuerdo entre fabricantes que permita su unificación, esta situación causa confusión y duda entre los futuros usuarios.

Al mismo tiempo, hay que tener algo muy en cuenta, que es sobre lo que se fundamentan: a la hora de hablar de los tipos de conectores tenemos que tener en mente que los coches tienen diferentes modos de carga. Esto requiere también distintas corrientes, como la monofásica, trifásica o continua, según los casos.

Cómo son

Como tal, este conector no es otra cosa que el enchufe con el cual nuestro coche eléctrico se conecta a la red para recargarse. Y, precisamente por sus variados modos de recarga, es tan complicado encontrar un estándar ya que muchos tipos de enchufes para cada caso ya existían en el mercado antes de estos vehículos.

Aunque hace ya unos años que se está intentando homologar el tipo de conector de los mismos, la realidad es que, a día de hoy, no existe aún uno estándar, sino que hay en el mercado diferentes modelos. Esto se une, también, a otra problemática que convive con esta generación de automóviles electrificados.

Y es la reducida infraestructura de recarga. Es evidente que la universalización de los conectores de carga es una de las prioridades que deben tener en mente las compañías de cara a seguir avanzando. Así, según el coche que tengamos, podremos cargarlo con un sistema u otro, aunque lo más normal es que un mismo vehículo admita varios tipos de conectores.

Por ejemplo, el denominado SAE J1772, que tiene un estándar norteamerican0, que es compatible con los modelos eléctricos de Opel, Nissan, Mitsubishi, Ford, Toyota, Citröen y Kia. Podemos encontrarnos variados tipos.

Conector coche eléctrico cómo son

SAE J1772

Este conector es el más conocido y por el que el coche eléctrico más tiende a utilizar. Es el de tipo 1 o SAE J1772. En casi cualquier país del mundo donde se encuentre un punto de recarga se puede encontrar esta modalidad. Es utilizado por fabricantes automovilísticos americanos y del continente asiático.

Se caracteriza, además, por contar con cinco bornes: dos de comunicación, más los propios de un monofásico de baja tensión: fase, neutro y tierra. Puede tener dos niveles de recarga, con intensidades de hasta 16 A, para carga lenta y de hasta 34 A, para carga semi-rápida, con una potencia máxima de recarga de 7,4kW. Puede encontrarse en coches de Kia y Nissan, en todos los de Mistubishi, Ford o Toyota, pero también en coches europeos como Renault, Chevrolet o algunos Citroën.

Mennekes

El siguiente, y también muy utilizado, es el conector Mennekes, de tipo 2, que se usa para gran parte de la recarga del eléctrico. Junto al SAE de tipo 1, es uno de los más populares entre los vehículos fabricados en Europa, donde se incluyen a las marcas de Volkswagen, BMW o Audi, entre otras.

La gran diferencia con el primero está en el número de fases y, por consiguiente, en la posibilidad de una mayor velocidad de carga. Normalmente la potencia máxima de carga en el tipo 1 es de 7,4kW, mientras que el de tipo 2 o Mennekes se permite una amplitud que va hasta los 22kW. Esto se debe a que puede ser utilizado con sistemas monofásicos, bifásicos o trifásicos

Schuko

El conector Schuko para nuestro eléctrico es el que podemos ver más en nuestro día a día, ya que es el que usamos con asiduidad para los electrodomésticos de casa. A diferencia de los dos primeros, este no está destinado en exclusiva a la recarga de vehículos eléctricos.

Así, si recargamos mediante una toma Schuko, nuestra recarga será monofásica y la intensidad estará limitada, lo que hace que nunca deba superarse los 12 A, ya que podría incendiarse el propio conector o la base de este. A la vez, la recarga desde esta toma debería reservarse para determinadas situaciones de emergencia.

CHAdeMo

El conector CHAdeMO, es el estándar de los fabricantes japoneses (Honda, Mitsubishi, Nissan, Subaru o Toyota). Se caracteriza por ser el de mayor diámetro, al tener 10 bornes en su interior. El mismo está pensado específicamente para recarga rápida en corriente continua.

Admite hasta 200 A de intensidad de corriente (para recargas ultra-rápidas) y 400 kW. Es el de mayor diámetro, tanto el conector como el cable. Es el único conector que permite recarga bidireccional, es decir, que sea el coche el que suministre la energía, por ejemplo, a la casa en un momento dado.

Conector ChadeMo coche eléctrico

Combo CSS

Este conector para nuestro coche eléctrico combina uno de corriente alterna tipo Mennekes con otro de corriente continua con dos bornes. De esta forma, utilizando sólo una parte, se pueden realizar recargas normales, y usando ambas, recargas rápidas e incluso ultrarrápidas, con hasta 100kW en corriente continua.

Puede usarse tanto en casa como en estaciones de recarga públicas, donde está muy presente. Es un conector que se ha creado entre constructores estadounidenses y alemanes, el cual lo utilizan algunos modelos de Tesla y muchas marcas alemanas. También lo suelen utilizar los modelos electrificados de Hyundai, Seat o Skoda.

¡Sé el primero en comentar!