Por qué debes colocar ya láminas de seguridad en tu coche

Sin duda un elemento imprescindible para la seguridad activa y pasiva de un vehículo son los cristales o lunas que aíslan a los ocupantes del exterior. Las lunas evitan que el viento, el agua o algún insecto, nos afecte en la conducción de forma negativa. Los primeros parabrisas estaban formados por dos cuerpos enmarcados, fabricados en vidrio plano, donde pronto los fabricantes comprendieron que en caso de colisión los cristales eran un peligro. Y ahí entran las que se denominan láminas de seguridad para el coche.

Protege a tu coche con este sistema de seguridad

No cabe duda de que a lo largo del año nos pasamos muchas horas dentro del coche, en especial algunos colectivos como el de los transportistas y el de los taxistas. Durante nuestros desplazamientos diurnos estamos expuestos a los rayos solares que nos llegan a través de las ventanillas laterales.

No sucede lo mismo con el parabrisas delantero al ser este el único cristal que cuenta con protección solar. Como tal, y al margen de los sistemas de fabricación de lunas y cristales de vehículos que en muchos de los casos están dotadas de elementos internos que evitan la rotura del cristal en grandes elementos que puedan producir heridas a los ocupantes.

Hablamos, en este caso, del sistema de laminado, o láminas de seguridad del coche, que ofrecen una protección añadida a la seguridad del vehículo y a que al estar adheridas al cristal si éste se rompiera causa de un golpe o impacto, las partes rotas del mismo quedan adheridas a la lámina con lo cual además de las propiedades de seguridad del vehículo garantizan una tutela adicionada a nuestra seguridad. Actualmente los coches más modernos ya las llevan, pero también es importante que lo hagas con el tuyo.

Cómo son

Pero, ¿sabes realmente cómo funcionan? Se trata de unas láminas de seguridad que son básicamente una película transparente que se coloca pegada al vidrio, en el lado que da al interior del automóvil. Su finalidad es la de proteger nuestro coche en caso de robo o accidentes, aumentando la resistencia del vidrio a daños por objetos que lo golpeen, a base de ejercer una presión hacia afuera, la que absorba la energía de un golpe.

En esas, existen varios tipos de láminas de seguridad para vehículos, pero básicamente se tiene en consideración las que son completamente transparentes que, aparte de garantizar una mayor protección, les otorga más tiempo a los ocupantes del vehículo para reaccionar ante posibles escenarios de emergencia.

Cristal laminado seguridad coche

Así como se dispone de este modelo elemental, se han desarrollado láminas teñidas con metales o pigmentos que son especiales para reducir el calor y el brillo producidos por el sol, optimizando el funcionamiento del aire acondicionado en días calurosos, sin afectar la visibilidad en general.

El invento cumple ahora 100 años y fue producto de la casualidad. No se estaba investigando cómo crear un cristal que no se rompiera. Simplemente ocurrió que al inventor francés Edouard Benedictus se le cayó al suelo un vaso de vidrio y no se rompió en mil pedazos. Ese vaso había contenido nitrato de celulosa y la película seca que quedó sobre el cristal mantuvo los trozos unidos cuando este se rompió. Benedictus presentó en 1909 la patente de dos capas de vidrio con una celulosa entre ellas, relata en su blog Carglass, líder en España en reparación y sustitución de lunas de vehículos.

Todos sus beneficios

En este sentido, estos se instalan en la cara de la luna que da hacia el interior del vehículo, todo para proteger ante robos o accidentes. Así, en ese aumento de resistencia, se reduce el impacto y las consecuencias de la acción de golpes con objetos contundentes, como colisiones o piedrazos.

Entre sus grandes beneficios, y que resulta más que notorio para todos, se encuentra el que este tipo de elemento de seguridad para tu coche impide que los vidrios rotos se dispersen por el vehículo, lo cual es muy bueno para resguardar la integridad de los ocupantes. Y como brindan mayor resistencia, las láminas también dificultan el accionar de individuos que quieran entrar al mismo rompiendo alguna de las lunas.

Seguridad coche láminas

Otro beneficio de contar con láminas de seguridad es el aislamiento acústico que se produce al interior del automóvil, lo que se traduce en viajes más placenteros y tranquilos. También destaca la protección contra los rayos UV, los que son tan dañinos para la piel y a los que se ven expuestos los conductores por largos períodos.

¡Sé el primero en comentar!