Las nuevas modalidades de ADSL en España tendrán que esperar

Las nuevas modalidades de ADSL en España tendrán que esperar

Redacción

Aunque el primer día de enero de 2012 era el elegido por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) para activar el nuevo reglamento que permitiese nuevas conexiones ADSL en España, el plan se ha visto retrasado tras una solicitud de Telefónica.

La entrada en vigor de NEBA (Nuevo servicio Ethernet de Banda Ancha) tendrá que esperar, y con ella las nuevas conexiones a distintas velocidad que se esperaban para el presente año. La CMT ha publicado una serie de resoluciones entre las cuales se incluye una en la que se atiende la petición de Telefónica. "Se suspende cautelarmente la obligación de Telefónica de poner en marcha el piloto precomercial de la Fase 1 de NEBA el día 1 de enero de 2012, así como su disponibilidad comercial, prevista inicialmente para el 1 de abril del mismo año", explica la resolución.

"El entorno de pruebas de los servicios web NEBA deberá estar disponible con dos meses de antelación a la fecha que finalmente se adopte para la implantación del piloto precomercial de las Fases 1 y 2 de NEBA, respectivamente, quedando por tanto en suspenso la obligación, antes en vigor, de facilitar el acceso a dicho entorno desde el pasado 1 de noviembre para la Fase I", señala la nota del regulador de las telecomunicaciones en nuestro país.

Recordamos que NEBA se ideó para que los operadores alternativos pudiesen lanzar sus propias ofertas a los usuarios en zonas indirectas como si tuviesen cobertura directa de modo que se diferencien de lo que oferta Movistar. Para ello contratarán un ancho de banda específico al operador histórico en función de las necesidades que crean tener en esa zona, en lugar de la opción existente hasta el momento para ofrecer ADSL indirecto, que sólo les permite replicar las ofertas de Movistar en sus mismas condiciones de velocidad y servicios.

El pasado mes de noviembre, la CMT aprobó la nueva oferta de acceso mayorista de banda ancha con la peculiaridad de que al margen de ofrecer conexiones de ADSL indirecto, los alternativos también podrían lanzar sus ofertas bajo la red de fibra óptica de Movistar (FTTH) con un límite de 30 megas de velocidad. De este modo, las compañías podrían lanzar, por ejemplo, conexiones de 10 megas simétricos o de cualquier otra velocidad siempre que no sobrepasen el citado límite. Esto, en teoría, da pie a un catálogo de conexiones indirectas mucho más amplio.

No obstante, Telefónica decidió pedir la suspensión de la nueva normativa hasta el 1 de julio de este año ante la imposibilidad de dar comienzo a esta primera fase, ante lo que la CMT decidió actuar como se puede ver en la resolución. El regulador también pudo constatar que ninguno de los operadores alternativos tenía intención de solicitar los servicios de NEBA en el plazo previsto en un primer momento, por lo que ha dejado en aire la resolución con la que se especificarán los nuevos plazos. En definitiva, un nuevo retraso en la llegada de las nuevas modalidades de ADSL que se preveían para 2012.