El primer radar inteligente que diferencia entre coches ya existe

El primer radar inteligente que diferencia entre coches ya existe

Carlos González

Los camiones y otros derivados del turismo, así como vehículos mixtos adaptables tienen establecido su límite de velocidad en 90 km/h, así como los autobuses a 100 km/h. Sin embargo, hasta ahora los radares no podían diferenciar entre unos y otros tipos de vehículos, lo que les ha permitido a los conductores de los mismos circular a 120 km/h sin que saltasen los radares. Ahora, con el primer radar inteligente, esto cambiará y sí podrán ser detectados.

El sistema en que se basa este primer radar inteligente, el cual está siendo probado en Carballo, A Coruña, es capaz de diferenciar entre coches, camiones y furgonetas con tan solo leer la matrícula del vehículo. Conociendo la matrícula del mismo, determina cuál es el modelo y tipo de vehículo y, por lo tanto, es capaz de detectar su límite de velocidad máxima permitido según la normativa de tráfico. Esto quiere decir, por lo tanto, que un camión que circule a 110 km/h en una autopista será multado, algo que hasta ahora no ha ocurrido por las limitaciones de la tecnología empleada en los radares.

camara-radar-trafico

«El radar inteligente tiene el aspecto de una simple cámara de tráfico»

Según han explicado desde el centro de gestión de Tráfico Noroeste, el radar es capaz de hacer contraste con una base de datos según la lectura de la matrícula. En esta base de datos que Ramiro Martínez ha citado, están todos los vehículos clasificados por sus características técnicas y aparece en ella la velocidad máxima permitida según la normativa. La diferencia con el resto de radares, a simple vista, es absolutamente indetectable, por lo que los conductores no podrán actuar según su agudeza visual.

Aún no habrá multas para los infractores

¿Has circulado ya por encima de lo permitido? Si es tu caso, tranquilo, porque el radar no impondrá aún ningún tipo de sanción durante su periodo de prueba. Y es que, aunque la tecnología parece funcionar perfectamente, este primer piloto es el que dará paso a posibles modificaciones o, directamente, el despliegue de la tecnología por otros puntos de España. Evidentemente, pronto veremos cómo las aplicaciones móviles de radares actualizan sus bases de datos con este tipo de información.