Le roban el móvil, contratan Netflix y encima le condenan: por suerte hubo final feliz

Nuestros datos son más valiosos de lo que creemos y, sobre todo, somos conscientes de esto cuando sabemos de lo que pueden llegar a ser capaces los ciberdelincuentes si se hacen con ellos. Incluso podemos llegar a ser condenados como autores de una estafa si alguien usa nuestro correo electrónico o número de teléfono móvil para realizar suplantaciones de identidad.

Este caso es el claro ejemplo de la historia de hoy, en el que inicialmente fue condenada una mujer por usarse sus datos para contratar Netflix a través de Movistar.

Así de fácil es que te involucren en una estafa

En 2021, un usuario denunció que se había vulnerado su cuenta de acceso a Mi Movistar para contratar el servicio de Netflix sin su consentimiento. Tras las investigaciones realizadas, se descubrieron los datos personales que se habían usado en la contratación de este servicio, no siendo los del cliente de la operadora, sino los de M.G.A, la acusada.

Netflix y Movistar

Netflix y Movistar

Con solamente las pruebas de figurar el correo electrónico y el número de teléfono de la acusada, la investigación policial decretó que estos dos datos eran pruebas suficientes para acusarla de ser la causante del acceso ilícito y la suplantación de identidad.

Esta acusada, que ni siquiera vivía en España en ese momento, se vio acusada de delito de estafa y fue llevada a los tribunales. Pese a que alegó que en ningún caso tuvo relación alguna con el acceso no autorizado a la cuenta de cliente de Movistar del denunciante ni con la posterior contratación de Netflix a través de Movistar, el Juzgado de lo Penal número 54 de Madrid decidió emitir una sentencia condenatoria contra la usuaria, haciendo pagar una multa de 160 euros (4 euros al día durante 40 días).

Afortunadamente, la apelación fue exitosa

A pesar de la cuantía de la pena impuesta, la acusada decidió apelar la sentencia y tratar de limpiar su imagen, para lo que acudió a los servicios de ayuda a los consumidores de FACUA. Estos lograron que la Audiencia Provincial de Madrid, a donde escaló el caso, revocaran dicha condena y limpiaran de antecedentes su historial.

Juicio

Por una parte, las pruebas en su contra eran simplemente el uso de sus datos personales. La acusada ya informó en el juicio previo que en 2019 perdió su teléfono móvil, por lo que podía haber sido ese el motivo por el que alguien podía haberse hecho pasar por ella. Además, el número de teléfono fue suspendido por Orange dese septiembre de 2019 a agosto de 2021, por lo que ella no podría haberlo usado para cometer el delito. No obstante, este documento elaborado por parte del operador naranja no fue admitido a trámite en primera instancia.

Además, como decíamos anteriormente, la acusada ni siquiera vivía en España por entonces, sino en Londres. Como Netflix tiene bloqueo geográfico, haber suplantado la identidad del cliente de Movistar para beneficiarse de Netflix no hubiera sido posible, porque ella no hubiera podido usarlo (al menos sin VPN).

Finalmente, la Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a esta acusada al no haberse podido acreditar que fuera ella quien suplantó la identidad del cliente de Movistar y, además, vulnerarse el principio de derecho de presunción de inocencia. Según la sentencia absolutoria, «se constata la carencia de elementos necesarios para atribuir a la recurrente el delito por el que viene condenada«. «En definitiva, el relato de hechos probados de la sentencia apelada resulta ser notoriamente insuficiente«.

Fuente > FACUA

2 Comentarios