Por esto un router Mesh puede ser la mejor compra para una familia

Por esto un router Mesh puede ser la mejor compra para una familia

Justo Romanos

Los router Mesh son protagonistas cada vez de más noticias y su popularidad está en aumento. Con ellos puedes potenciar la conexión de tu red inalámbrica doméstica y, por distintos motivos, se han transformado en una de las mejores compras que pueden hacer las familias. ¿Quieres saber por qué estos repetidores son tan recomendables?

Quizá inicialmente te sorprenda, pero los repetidores WiFi de tipo Mesh están sonando cada vez más entre las principales recomendaciones que se hacen como regalos de Navidad. Para una familia, en especial en casas donde residen padres e hijos, resulta un complemento de lo más bienvenido. Y también puede ser muy recomendable para personas mayores que necesitan tener más cobertura en distintas zonas del hogar.

Casas de dos plantas

Si vives en una casa con sus dos plantas tradicionales y el router se encuentra en la planta de abajo, es muy posible que tengas problemas de cobertura en cuanto al WiFi. Quizá en algunas habitaciones de la zona superior no haya inconvenientes para conectarte en condiciones, pero las partes más alejadas lo más probable es que no reciban tan bien la conexión. Por ello, un repetidor te vendría de fábula para conseguir que no haya ningún lugar de la zona superior que se quede incomunicado en cuanto al acceso al WiFi.

Viendo streaming usando un Mesh de Amazon

Por supuesto, también dependerá de las necesidades que pueda tener la familia en cuanto a la planta superior de la vivienda, pero si hay un despacho o alguna habitación donde se use mucho Internet, será una decisión lógica.

Personas mayores

Aunque soy consciente de que mis padres me mirarán con incredulidad cuando les enseñe el router Mesh que les he comprado en Navidad, lo más probable es que me lo acaben agradeciendo como ocurrió cuando les regalé su primer altavoz con Alexa. Al principio es un concepto que les choca, pero lo importante es la manera en la que le sacan partido.

Una señora mayor utilizando un ordenador

En el caso de mi madre, a su edad todavía es muy activa y tiene la costumbre de moverse mucho mientras estamos hablando. En ocasiones, se mueve y cambia tanto de habitación que, al final, se queda sin conexión. Como sabrás si te has visto en esa situación, reconocerás que es un momento de estrés que a todos nos gustaría evitar. Porque en ese momento vienen los interminables «¿Pero me oyes?, ¿hola?» que solo se solucionan cuando tu madre vuelve a una habitación con cobertura. Normalmente se lo explico, pero acaba pasando de nuevo pocos días después.

Además, esto también le pasa jugando con su móvil o tablet. Mientras está en FarmVille también se mueve lo suyo y hay veces en las que está intentando recoger tomates en las que se queda sin conexión. Las quejas se escuchan hasta en el barrio de al lado. Por eso, un dispositivo Mesh es obvio que le vendrá muy bien y le dará una libertad que le sentará fabulosamente.

Control de los niños

Los más pequeños de la casa pueden ser extremadamente inteligentes cuando se refiere a buscar opciones con las que continuar jugando a sus videojuegos favoritos, navegando por Instagram o usando otras apps online en momentos de la noche en los que ya deberían estar durmiendo. Lo mucho que ha avanzado la tecnología lleva a que los padres tengan que estar pendientes de todo, al menos si se detectan ciertos comportamientos o actitudes que estén generando un problema en los estudios.

Haciendo los deberes en el jardín

Saber que tu hijo se ha pasado tres horas jugando a Fortnite mientras debería estar durmiendo, será algo que te ayudará a tomar medidas o actuar de una manera u otra. Esto, no obstante, es difícil de descubrir. Lo bueno es que hay algunos repetidores WiFi que te proporcionan la capacidad para descubrirlo. Lo que haces es crear perfiles para cada uno de los usuarios de la casa. Después tienes la posibilidad de monitorizar el uso de la red que se ha hecho en cada uno o incluso llegar a tomar medidas de desconexión o bloqueo en el caso extremo de que llegue a ser necesario. Por ejemplo, podrías definir que la conectividad WiFi no estuviese accesible en una parte de la casa concreta para que así el resto de personas de la familia no tuvieran ningún inconveniente en seguir usando la red.

Gestión de las visitas

Es posible que los amigos de tus hijos vengan a jugar a tu casa y que estén horas aprovechando que la conexión WiFi funciona de lujo gracias al repetidor. También podría ser que recibas otras visitas y que, en algún momento, te apetezca que vayan planteándose volver a sus propios hogares. Trastear un poco con la conexión que ofrece el repetidor puede ser, en ese contexto, una buena idea. Solo tendrás que ralentizar la velocidad o bloquear el acceso para que se produzca ese ansiado movimiento en tu casa. No obstante, recuerda que no todos los repetidores Mesh tienen las mismas opciones o sistemas de configuración, así que te tienes que asegurar antes de hacerte con un modelo en concreto.

Abrazando a un amigo de visita

Además de esto, otra ventaja pensando en las visitas es que podrás establecer un acceso temporal y así no tendrás que darles la contraseña real de tu WiFi. Esto quita muchos dolores de cabeza, en especial cuando recibes visitas de personas con las que quizá no tengas mucho trato, como amigos de tus amigos.

Se configuran con facilidad

A primera vista, este tipo de dispositivo parece demasiado complejo. Solo de pensar en tantas opciones y parámetros es obvio que nos acabamos mareando. Pero los fabricantes de los repetidores son conscientes de que no deben hacer los sistemas difíciles de usar, por lo que, en realidad, no son tan exigentes como puedas imaginar. Hacer la configuración no tendrá tanto misterio y, en cuanto hayas profundizado un poco por los menús de opciones, apreciarás que es bastante sencillo.

Router Mesh de la marca TP Link

Si has pensado en darles el repetidor Mesh a tus padres como regalo de Navidad, no olvides dedicarle un poco de tiempo a la configuración y dejárselo todo funcionando. Porque, aunque es un proceso sencillo, si no tienen experiencia o conocimientos será mejor que lo configures directamente y que así no tengan que tocar nada.

Filtrar contenidos

Volviendo al tema de los niños, otro de los motivos prácticos de tener un repetidor con una red Mesh es la posibilidad de hacer una configuración sencilla de qué contenidos quedarán bloqueados. Aunque lo ideal sería un hogar donde no hubiera que prohibir nada, hay muchos casos en los que, con niños muy pequeños, es mejor hacer ciertos bloqueos para que no terminen entrando en lugares donde no deben al hacer clic en enlaces o anuncios publicitarios.

Familia usando un dispositivo Mesh

Esto también reducirá de manera significativa los posibles problemas de seguridad a los que se vayan a enfrentar los distintos miembros de la familia. Aunque ya de por sí un router Mesh ofrece gran capacidad para evitar infecciones y virus, el sistema de filtros siempre supone una ayuda añadida.

Y, por supuesto, lo fundamental

No hay que olvidarse que el repetidor aumenta la velocidad de acceso y la estabilidad. Hay muchos casos en los que ciertas partes del hogar permiten conectarse a Internet desde la red WiFi, pero sufren caídas y desconexiones frecuentes. Esta es una de las sensaciones más molestas que se pueden tener, en especial en aquellos casos en los que intentas jugar online o ver contenidos en plataformas de streaming. El sistema del repetidor se ocupa de derribar esas limitaciones y que así no vuelvas a tener problemas.

Mapa de cobertura de una red Mesh

No obstante, hay otros muchos motivos para hacerse con un repetidor Mesh y tener así una mejor instalación de la red WiFi doméstica. Todo ello lo irás descubriendo a medida que lo utilices. Además, es fácil darse cuenta de que la inversión que hay que hacer para comprarlo, la cual no es tan elevada, acaba rentabilizándose en poco tiempo.

¡Sé el primero en comentar!