Starlink lanza nueva antena y router para Internet satélite con mejor WiFi

Todavía no ha llegado a España, pero Starlink ya ha cambiado su antena y su router. El coste del equipamiento es uno de los principales inconvenientes de este servicio de Internet vía satélite de Spacex, donde la antena y el router cuestan 499 euros. Ese coste es inferior del que le cuesta a SpaceX fabricarlo, ya que lo están vendiendo a pérdidas. Los primeros kits les costaban 3.000 dólares, pero lo último que supimos es que ya se estaban acercando a los 1.000 dólares de coste. Ahora, para reducir este coste en elementos como materiales o chips, han lanzado uno nuevo que ocupa menos tamaño que antes.

Así lo ha anunciado SpaceX esta semana, donde ahora los nuevos suscriptores de Starlink recibirán una nueva antena y un nuevo router. El modelo anterior de antena tenía un diseño circular, pero ahora la compañía pasa a utilizar una antena con panel rectangular. El peso de esta antena pasa de los 7,3 kg del modelo anterior a sólo 4,2 kg en el nuevo modelo. La altura es algo inferior, pasando de 64,5 a 61 cm. También hay una nueva base con cuatro patas en lugar de tres. La certificación IP54, y la temperatura operativa de entre -30 y +50 ºC se mantiene.

Nueva antena rectangular y router WiFi 5

Además de la antena, Starlink ahora integra un nuevo router con el kit. Este router sigue ofreciendo WiFi 5, ya que el ancho de banda extra del WiFi 6 no es necesario todavía con las velocidades que alcanzan de unos pocos cientos de Mbps. Sin embargo, el nuevo modelo cuenta con 3×3 MU-MIMO en lugar de 2×2 como el modelo anterior, lo que mejorará la velocidad y la capacidad de la red WiFi. Además, también se ha mejorado la temperatura a la que puede operar, pasando de 0 a 30 ºC a -30 y +50 ºC, igual que la antena.

El router también recibe resistencia IP54, igual que la antena, pero desde Starlink recomienda que se siga usando en interiores. Esta certificación y mejor resistencia a la temperatura vendrá bien, por ejemplo, para usar el router en zonas expuestas a temperaturas o condiciones extremas. Por ejemplo, puede instalarse en un granero que no esté perfectamente aislado del exterior, y donde las temperaturas puedan llegar a cifras bajo cero en invierno.

Pero sin conector Ethernet

El router ahora integra también la fuente de alimentación y el conector PoE que conecta la antena. Con ello, nos ahorramos un cable, ya que sólo tendremos que conectar el router a la corriente para alimentar todo. Sin embargo, el modelo anterior incorporaba también un conector Ethernet en el router, el cual ahora desaparece en el nuevo modelo. En el caso de querer un conector Ethernet, habrá que adquirir un adaptador por separado en la tienda. Este adaptador se conecta entre la antena y el router, con un cable que tiene un metro de longitud. Por ello, habrá que conectarlo cerca del router y, de ahí, sacarlo hacia el exterior y llevarlo a la antena.

Los cables utilizados ahora son extraíbles, pero los incluidos son más cortos. En lugar de tener un Ethernet con PoE de 30 metros, ahora mide 23 metros. Si queremos un cable más largo, la compañía los venderá en la tienda con coste adicional, con uno de 45,7 metros a la venta de momento. Con todo esto, el peso total del kit ahora baja de 13,6 a 8,5 kg, más de 5 kilos menos.

A modo de curiosidad, el router cuenta en la parte frontal con un dibujo que no es más que la elipse de transferencia orbital entre la Tierra y Marte. La compañía ofrece Internet ya a 140.00 hogares, y su siguiente objetivo es ofrecer velocidades de bajada de 1 Gbps. A partir de ahí, el siguiente objetivo serán los 10 Gbps.

No obstante, todavía tienen 610.000 pedidos pendientes por servir. Antes fabricaban 5.000 kits por semana, pero con el nuevo diseño deberían aumentar la producción. Suponiendo una producción de 10.000 a la semana, eso supone tardar unos 14 meses sólo en cumplir con todos los pedidos pendientes. En España la fecha de llegada se ha retrasado ya a 2022.

¡Sé el primero en comentar!