Esta enorme galaxia confunde a los expertos: no tiene estrellas

Esta enorme galaxia confunde a los expertos: no tiene estrellas

Justo Romanos

Los científicos están confundidos por un descubrimiento reciente que han realizado: una galaxia que no tiene estrellas. ¿Cómo puede ser posible en base a los conocimientos que tenemos? Situada a una distancia de 270 millones de años luz, se ha convertido en la comidilla de la comunidad por la extraña formación que tiene y los misterios que plantea.

Por casualidad. Así es como el equipo liderado por Karen O’Neil del Observatorio de Green Bank ha descubierto esta galaxia que, según los especialistas, se podría tratar de la primera galaxia primordial descubierta en el universo cercano. En principio, parece que simplemente está formada por gas. ¿Pero qué misterios esconde y qué puede suponer para la astronomía?

Un giro del destino

En la exposición que ha realizado O’Neil en el último encuentro de la American Astronomical Society ha desvelado de forma transparente que todo ha sido fruto de la casualidad. Menciona que el telescopio del Green Bank estaba apuntando a un lugar equivocado respecto a lo que tenían planeado hacer y que, cuando miraron, se encontraron con esa galaxia desconocida. Fruto de esa casualidad tal y como ella misma menciona, han llegado a encontrar una galaxia que solo está formada por gas, que podría haberse generado en el principio de los tiempos y cuyas estrellas parecen no existir.

Zona donde se encuentra la galaxia sin estrellas J0613+52

O, al menos, como también dice ella, quizá no las estamos viendo. En su investigación original estaban tratando de analizar y encontrar galaxias de bajo brillo superficial, aquellas que disponen de una pequeña cantidad de estrellas. Para ello se encontraban utilizando distintos telescopios en varias ubicaciones y, como indicamos, uno de ellos apuntó a unas coordenadas incorrectas. Eso derivó en que descubrieran un rastro de hidrógeno que les acabó llevando, después de muchos cálculos, hacia la galaxia en cuestión.

Sola e imperturbable

En la presentación que ha realizado Karen O’Neil, asegura que la galaxia J0613+52 no se parece a nada que hayamos visto antes. Y añade que «lo que sabemos es que es una galaxia increíblemente rica en gas». En sus conclusiones comenta que es una galaxia que está sola e imperturbable, tan lejos de otras galaxias que no parece haber desarrollado la aparición de estrellas. No solo eso, sino que su condición llevaría a que se encontrase, como es obvio, subdesarrollada. «Podría ser el primer descubrimiento de una galaxia cercana formada por gas primordial».

Proceso con el que se ha descubierto la galaxia J0613+52

No obstante, parece que hay algunos problemas para continuar con la investigación a partir de este momento. Aunque J0613+52 supone un descubrimiento único e interesante, avanzar más allá en el análisis de la galaxia supone un desafío quizá demasiado complejo como para que entre en el grupo de prioridades que los astrónomos tienen en mente en este momento. Uno de los motivos es la oscuridad de la galaxia, dado que sin estrellas, parece que la única forma de seguir profundizando en ella sería con el uso, de nuevo, de las señales de radio. Quizá, según los expertos, una vez se ha descubierto J0613+52 no sería una mala idea seguir analizando el universo en busca de otras galaxias que puedan encajar exactamente en su misma formación y naturaleza.

Pero hay quienes creen que es posible que pasen mucho tiempo hasta que se encuentre otra galaxia como esta. No es fácil que haya enormes galaxias de gas que no hayan cambiado durante miles de años y que estén en un estado tan puro como esta J0613+52. Eso deriva en que, ahora mismo, la investigación abra una incógnita acerca de qué es lo que ocurrirá y qué posibles planes tendrán los astrónomos interesados en seguir con el trabajo. Quizá tengamos que esperar algunos meses para saberlo, pero, al menos, hoy por hoy nos podemos sorprender con un descubrimiento tan único como este digno de las mejores series del espacio.