¿En qué situaciones nos pueden multar por llevar el soporte del móvil en el coche?

Entre las novedades ya en vigor de la nueva Ley de Tráfico promovida por la DGT se incluyen ciertas novedades. Una de las más importantes y de las que tener cuidado son las duras sanciones que se imponen ante el uso del smartphone al volante. La diferencia es que ya no solo incurre al dispositivo, sino también a la forma en que llevemos el soporte del propio teléfono en el coche. Ahora bien, ¿en qué situaciones nos pueden multar por ello? ¿Qué dice la norma?

El soporte del móvil en el coche también se sanciona

Con la aprobación de la nueva Ley de Tráfico, uno de los aspectos que se han modificado es lo relativo al teléfono móvil, ya que se han incrementado las multas e incluso se ha motivado a prohibir según qué soportes para llevarlos en el coche. De hecho, la propia Dirección General de Tráfico (DGT) ha especificado cómo los conductores tienen que llevar el teléfono móvil en el coche para evitar ser sancionados.

Y es que esta nueva ley prevé el uso del teléfono móvil de muchos modos, incluido el que se realiza con la colaboración de un soporte. Como es lógico, manipular la pantalla del móvil durante la conducción está prohibido y es sancionable, tengamos el dispositivo en la mano o no. Pero ahora tampoco vale cualquier posición, por lo que vale la pena conocer las situaciones en las que nos pueden multar por llevar el soporte del móvil en el coche.

De esta forma, las sanciones y multas al volante se verán acompañadas, además de una sanción económica, por una retirada de más puntos. No en vano, en España, las distracciones fueron el factor habitual más frecuente en accidentes mortales en los años de 2019 y 2020, cuando estuvieron presentes en el 28% de casos. Por esta razón, no sólo está penado el uso del móvil al volante: también pueden multarte por llevarlo en el salpicadero.

Qué dice la ley

En este sentido, el Artículo 18 del Reglamento General de Circulación establece que está «prohibida la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares».

Para reforzar este precepto, la última reforma de la Ley de Tráfico ha endurecido las sanciones que castigan a los conductores que se lo saltan. Una situación que también implica su manipulación en el caso de que este haga las veces de GPS si está colocado en soportes adaptados para ello.

Qué dice ley soporte móvil coche

De hecho, desde que entraron en vigor las modificaciones a la ley de Tráfico, quedaron fuera aquellos apoyos para el teléfono que se sujetan mediante una ventosa al cristal del parabrisas, puesto que «entorpecen el área de visión del conductor o la atención permanente a la carretera», apuntan desde la DGT. Así, se ha agravado la sanción, no en cuantía, que sigue siendo de 200 euros, pero se aumenta de 3 a 6 los puntos a detraer en el carné de conducir.

Qué excepciones hay

Para manipular el móvil en el coche y haciendo uso del soporte a portar, tendremos que estar parados o estacionados en un lugar apartado al tráfico, no vale mientras estás en un atasco o parada en un semáforo el rojo. Esto también es motivo de sanción.

Aunque las dudas de los conductores llegan por otro lado. Desde la DGT puntualizan que «no está prohibido utilizar el móvil como GPS, siempre y cuando no lo manipules ni suponga una distracción que ponga en riesgo la seguridad vial», además de añadir que si necesitas hacerlo, mejor «parar en un lugar adecuado, realizar las operaciones y luego reanude la conducción».

Esto no significa que si quieres o necesitas utilizar el teléfono móvil como navegador o como avisador de radares (su uso está permitido), habrá que hacerlo de la forma adecuada, es decir, con un soporte homologado y legal. Fue el mismo director de la DGT, Pere Navarro, quien comunicó que el uso del móvil como navegador o avisador de radares está permitido si se sujeta en el salpicadero, de tal manera que no impida los movimientos del conductor ni limite su visibilidad. Este deberá ir firmemente sujeto, preferiblemente mediante imanes o piezas (y no ventosas).

Opciones válidas soporte móvil coche

El problema que puede encontrarse quien use un soporte de ventosa para el móvil en el coche vendrá solo de una ubicación incorrecta. O lo que es lo mismo: en mitad del parabrisas, por ejemplo (totalmente prohibido) y que así incumpla el reglamento de circulación, porque el conductor de un vehículo «está obligado a mantener el campo necesario de visión», como dice la regla. En ese caso extremo, si un agente lo interpreta como conducción negligente (infracción grave), la sanción podría ser de 200 euros sumados a la retirada de 6 puntos del carné de conducir. Estas son las opciones válidas:

  • Soporte magnético. Se trata de uno de los más usados por su versatilidad y facilidad de instalación, son pequeños y baratos. Consta de dos partes, una fija que se suele instalar en la rejilla de ventilación del coche o en el salpicadero, y la otra en la parte posterior del móvil, un adhesivo con una parte magnética incluida.
  • Soporte de pinza. Esta opción se engancha en la tapa del salpicadero y en la pinza se introduce el teléfono. Va con unos soportes que hacen que el móvil no se mueva, pero sin interrumpir la visión de la pantalla.
  • Soporte en la ranura de CD. Permite aprovechar la ranura del CD, en desuso desde hace unos años. Algunos soportes aprovechan esta ranura para acoplarse, una opción de las más sólidas ya que es muy difícil que el móvil se suelte.
¡Sé el primero en comentar!