¿Cómo escuchar música en el coche? Las mejores opciones

¿Cómo escuchar música en el coche? Las mejores opciones

Érika García

Siempre que usamos el coche, ya sea para un trayecto corto o para un viaje de cientos de kilómetros, rara será la vez que lo hagamos sin escuchar música. En los coches actuales es tan sencillo como poner nuestra lista de música favorita desde el smartphone y dejar que el Bluetooth haga su magia a través de los altavoces. Sin embargo, hasta hace muy pocos años, los vehículos no contaban con dicha tecnología, por lo que muchos de los coches que circulan actualmente no tienen un sistema integrado que sea compatible con Bluetooth. Esto no significa que sea imposible escuchar música desde el coche, pues existen varias alternativas para hacerlo.

Dependerá del vehículo que tengas que tenga o no conexión Bluetooth. Si tienes un coche nuevo, es habitual que ya venga con Bluetooth y basta con que vincules tu teléfono móvil. Pero no siempre el coche va a tener Bluetooth así que hay otras alternativas.

Con cables

Si no te importa usar cables hay muchas opciones. ¿Cuáles son las ventajas? Son la opción mas barata y más asequible y generalmente son compatibles con todo tipo de vehículos sin importar lo antiguos que sean. Podemos usarlos con un cable jack o cable de auriculares que enchufarás a ambos puertos (al teléfono y a la radio del coche) o bien usar el clásico adaptador de casette si tu coche es antiguo y aún tiene lector de cintas.

Cable jack con doble salida

La opción más básica que podemos utilizar para escuchar música en el coche es utilizar un cable jack con doble salida. Está pensada para coches no demasiado modernos pero lo suficiente como para no tener lector de casette, que será otra de las alternativas que te daremos a configuración. Es muy fácil: el cable lo conectas al coche y el otro extremo o puerto del mismo lo conectas al teléfono móvil. Automáticamente reproduces la música en el teléfono y sonará a través del equipo de audio del automóvil. Estos cables son la opción más barata para escuchar música en el coche porque suelen tener un precio de menos de diez euros y ocupan poco espacio. Es barato, es asequible, es fácil de llevar y reemplazar y no requiere configuración. Eso sí, bebes fijarte que el dispositivo que uses en tu coche tenga puerto para cable y que tu teléfono también lo tenga.

No tienes que configurar nada. Basta enchufar el cable a ambos extremos, al coche y al teléfono o a la tablet, y automáticamente reproducir Spotify o la canción que quieras en la app que utilices habitualmente. Generalmente se sincronizará sin ningún problema.

Ten en cuenta que hay móviles actuales que no cuentan con puerto de auriculares así que en ese caso lo que deberás utilizar es un adaptador USB-C a puerto jack que puedes dejar siempre conectado y que apenas te costará también ocho o nueve euros. O directamente puedes apostar por un cable o conversor jack a usb-C.

Adaptadores de cassette

Si rondas los treinta y tantos recordarás las cintas de casette en el coche de tus padres. Es uno de tus primeros recuerdos: escuchar la música en el coche son las cintas de cassete a las que le siguieron los CDs. Aprovechando estos formatos, en el mercado aparecieron los primeros adaptadores que te permitían conectar un reproductor al sistema de audio del coche. Algo tan sencillo como un cable de audio conectado a una cinta de cassette, convierte nuestro antiguo equipo de sonido en uno capaz de reproducir horas y horas de música, sin tener que despegar las manos del volante.

adaptador cassette

Es fácil, es barato y tampoco requiere configuración pero no todos los coches tienen ya compatibilidad con cintas así que esta alternativa está pensada para los más antiguos. ¿Cómo funciona? Conectamos nuestro dispositivo al jack 3,5mm que dispone el adaptador, introducimos la cinta adaptadora en el radiocasete y ya podemos darle al botón play para escuchar nuestra música favorita. Hay algunas versiones de este tipo de adaptadores que, además de reproducir música, tienen un micro incorporado que permite realizar y recibir llamadas pero lo mejor será apostar por algo básico.

La principal ventaja de este tipo de dispositivos es que tienen un coste reducido y no es necesario hacer ningún tipo de instalación. Eso sí, hay que tener en cuenta que, aunque tengamos nuestra música en alta calidad, el sonido se puede degradar con el uso de este tipo de adaptadores. Además, debes tener en cuenta que los coches actualmente no tienen lector de cassettes en su mayoría pero es una opción si tienes un vehículo antiguo. Eso sí, el control es siempre desde el teléfono móvil, como es lógico, más allá de subir o bajar el volumen de la radio o el coche.

Conectarte por Bluetooth

Si queremos evitar usar cables entre nuestro reproductor de música y el equipo de sonido del vehículo, podemos optar por sistemas Bluetooth para interconectar los dispositivos. A continuación te mostramos algunos de los más simples y económicos.

A la hora de conectarnos por Bluetooth hay varias opciones. Comprar un kit clásico de manos libres que tiene un precio que puede ser de 100 o 200 euros… O comprar un transmisor FM bluetooth o un adaptador receptor Bluetooth. ¿Cuál es la mejor opción? Sin duda, los adaptadores Bluetooth son la opción más actual en la actualidad tanto si apuestas por uno que cuente con jack de 3,5 milímetros para conectarlo al coche o si tu coche tiene USB y quieres usar este puerto. Son fáciles, pequeños y no requieren ningún tipo de configuración más allá de conectar nuestro Bluetooth en el teléfono y emparejarlo.

Conexión por radio Bluetooth

Si tu coche de una radio Bluetooth, podrás sincronizar de forma muy sencilla la música de tu teléfono móvil, por ejemplo, con los altavoces de tu vehículo. Sin duda, es una de las mejores soluciones, ya que no requerirás de cables o terceros dispositivos que te interrumpan. El procedimiento es muy sencillo y solo te llevará varios minutos:

  • En primer lugar, tendrás que emparejar la radio del coche tu tu teléfono móvil. Esto podrás hacerlo desde los ajustes del coche, dentro de las «opciones multimedia». Tendrás que seleccionar la opción «Bluetooth».
  • A continuación, tendrás que activar el Bluetooth en tu smartphone y asegurarte de que está visible para el resto de dispositivos. Es decir, que no se encuentra oculto para otros dispositivos que están cerca.
  • Después, tendrás que buscar nuevos dispositivos desde tu coche y, una vez que encuentres a tu teléfono móvil, seleccionarlo en el coche.
  • Cuando ambos dispositivos estén emparejados tendrás que asegurarte de que se sincroniza el audio multimedia. Este debería encontrarse en las opciones de «Bluetooth».
  • Por último, enciende la radio del coche en la fuente del Bluetooth y activa el reproductor de música desde tu móvil. Si has seguido bien los pasos, toda la música que selecciones en tu móvil debería escucharse en los altavoces de tu coche.

De esta forma, podrás escuchar cualquier tipo de audio a través de tu móvil: música, audiolibros, podcasts, pistas en MP3, etc. Y, si no modificas nada en tu radio, podrás escuchar música en tu coche cada vez que te montes, pues se vincularán de forma automática sin que debas emparejarlos constantemente.

Kit manos libres

Este dispositivo te permite actualizar el equipo de sonido de tu coche y además, te servirá para poder realizar y recibir llamadas sin tener que coger con las manos el teléfono y perder de vista la carretera. El funcionamiento es realmente sencillo, no tanto su instalación, para la que hay que tener algunos conocimientos básicos de electricidad de automóvil. Una vez tengamos este dispositivo instalado, simplemente tenemos que buscarlo desde el móvil y emparejarlo mediante conectividad Bluetooth. El dispositivo se conectará automáticamente cada vez que nos subamos al coche.

Este tipo de dispositivos son lo más parecido a un sistema Bluetooth como los que integran los coches actuales, pues al disponer de un micro y conexión a los altavoces, sirve para que tanto el audio de las conversaciones, como el de la música, tengan buena calidad. Su mayor inconveniente es que no se trata de un sistema plug and play. Esto podría encarecer el precio final si no disponemos de los conocimientos necesarios para hacerlo por nosotros mismos.

Transmisor FM Bluetooth

En el caso de que no queramos cambiar la radio de nuestro vehículo, ni realizar ningún tipo de instalación en él, podemos decantarnos por utilizar un transmisor FM Bluetooth. Este tipo de dispositivos se conectan al encendedor del coche para recibir alimentación y se emparejan mediante Bluetooth. Una vez lo tengamos pareado, debemos elegir una estación en blanco de la banda FM en el adaptador. A continuación en la radio de nuestro vehículo sintonizaremos esa misma estación. De esta forma ya podremos disfrutar de la música que tengamos en nuestro teléfono.

A diferencia del kit manos libres, la ventaja de este dispositivo es que sí es plug and play. Además, la mayoría tienen un micrófono incorporado para poder realizar llamadas y uno o dos puertos USB para usarlo como cargador.

Adaptador receptor Bluetooth a jack 3,5 milímetros

Si el sistema de sonido de nuestro coche tiene entrada auxiliar, podemos usar un adaptador de Bluetooth jack para poder tener todas las funcionalidades de un sistema de autorradio actual.

El funcionamiento es similar a cualquier sistema de audio Bluetooth. En este caso conectaremos el jack a la entrada auxiliar del coche y buscaremos el dispositivo en nuestro smartphone. Una vez emparejado ya podemos usar nuestro dispositivo de audio para reproducir música. Hay varios modelos en el mercado, pero si se quiere mejor calidad de sonido o que la conexión sea estable, recomendamos que cuente con tecnología bluetooth 5.0. En general, las ventajas de este tipo de dispositivos son su sencillez de instalación y de mantenimiento. Además, sus dimensiones hacen que sea un elemento cómodo y discreto.

Por el contrario, hay que tener en cuenta que debemos cargar la batería cada cierto tiempo o llevarlo conectado constantemente mediante cable USB para que se mantenga alimentado.

Adaptador Bluetooth 5.0 a jack

Si queremos una calidad superior de audio, entonces podemos comprar un adaptador Bluetooth 5.0 a jack 3.5 milímetros. Al contar con el protocolo 5.0 de Bluetooth (o superior), la conexión es mejor, y también la calidad de la transferencia del audio, por lo que podemos alcanzar el audio HiFi. Además, se reduce la latencia de la conexión.

Además, tiene un rango de bluetooth hasta 10 metros, algo bastante útil en caso de que los DJ vayan a ser los ocupantes y se trate de un vehículo largo, desde monovolúmenes y SUVS, hasta furgonetas, camiones o autobuses.

La conectividad Bluetooth 5.0 será mejor que la del Bluetooth con el que cuente casi cualquier coche del mercado que no sea de los más recientes, por lo que puede ser incluso una buena opción adicional en caso de que tu propio sistema de audio ya integre este tipo de conectividad inalámbrica. Pueden llegar a soportar la conexión simultánea de 2 dispositivos, puede usar facilmente GPS, música y llamadas.

En ejemplos como este de AGPTEK, integra controles multimedia con 3 botones para pausar, reproducir o cambiar de música más sencillamente, además de micrófono para atender a las llamadas mediante el manos libres con reducción de ruido CVC6.0 para brindar llamadas más nitidas.

Adaptador Bluetooth con USB

Si tu coche tiene USB lo más probable es que también tenga Bluetooth pero si no, hay adaptadores Bluetooth o dongle que tienen conector USB y que nos permiten conectarnos con Bluetooth desde el teléfono móvil para enviar la música y que suene en el coche. Son baratos, rondan los siete u ocho euros, y con diminutos como un pequeño pendrive que puedes dejar colocado y apenas ocupa espacio. Eso sí, comprueba que es compatible.

Sistemas y altavoces inteligentes

Podemos convertir en inteligente nuestro coche usando dispositivos como Amazon Echo Auto que nos permite control de voz de la música o del navegador sin necesidad de tener una radio específica o un coche moderno.

Amazon Echo Auto

Uno de los dispositivos más revolucionarios que permiten actualizar el sistema de audio de nuestro coche es el Echo Auto de Amazon. Con él no solo podremos reproducir música y realizar y/o recibir llamadas, sino también podremos interactuar con el asistente de Amazon, Alexa. De esta forma, podemos ejecutar comandos de voz para subir o bajar el volumen, llamar a un contacto de nuestra agenda…

Echo Auto se conecta a la aplicación de Alexa en el teléfono y permite escuchar música desde los altavoces del coche a través de la entrada auxiliar o la conexión del Bluetooth. Podemos colocarlo en la rejilla de ventilación y tiene hasta ocho micrófonos para que podamos invocar a Alexa. Es compatible con Amazon Music pero también con otros servicios como Deezer, Apple Music o Spotify y podemos pedirle que reproduzca música pero también que haga llamadas, nos lea las noticias, etc.

Este dispositivo se conecta a un puerto USB (o a un adaptador de merchero a USB) para poder alimentarlo. Se conecta al sistema de sonido de nuestro vehículo a través de la entrada auxiliar. Por último, tenemos que descargar la aplicación de Alexa y emparejarlo con nuestro dispositivo móvil. Gracias a este dispositivo podemos tener un sistema de última generación en nuestro vehículo sin hacer ningún tipo de instalación ni cambiar el sistema de sonido de nuestro coche. Es compatible con Android y iOS, por lo que podemos gestionar nuestro calendario, encender los radiadores o el aire acondicionado de nuestra casa de forma remota sin levantar las manos del volante.

Dongle para Car Play y Android Auto

¿Y si mi vehículo cuenta con un sistema moderno compatible con Car Play o Android Auto pero no quiero tener que usar un cable entre mi móvil y el sistema multimedia? En este caso podemos decantarnos por un dispositivo USB para poder realizar esa conexión de forma inalámbrica.

Este tipo de dispositivos se conectan a la entrada USB del vehículo. Después, tras descargar la aplicación del fabricante del dongle USB y seguir las instrucciones para conectarlo, mostrará Android Auto o Car Play en la pantalla del sistema multimedia de forma inalámbrica. La única ventaja que tiene este tipo de dispositivos es que no es necesario tener el móvil conectado constantemente al puerto USB. Por el contrario, podemos encontrarnos con incompatibilidades con los sistemas multimedia, que pueden hacer que la experiencia de uso sea negativa.

Altavoces Bluetooth

Todos los dispositivos que hemos visto anteriormente se conectaban al sistema de audio ya existente de nuestro vehículo. Su finalidad era, básicamente, actualizar sus funciones. Pero ¿qué pasa si nuestro vehículo no dispone de autorradio ni altavoces? Es algo poco probable pero puede que queramos mejorar la calidad incorporando altavoces conectados por Bluetooth. No es una solución a largo plazo pero sí puede ser una opción para un viaje improvisado o mientras buscada una alternativa. Aunque no están diseñados para ser utilizados exclusivamente en un coche, pueden hacer nuestros viajes más llevaderos.

Este tipo de dispositivos son realmente sencillos de utilizar. Colocamos el altavoz en un lugar seguro que no pueda interferir en nuestra conducción, lo emparejamos con nuestro dispositivo móvil y ya podemos disfrutar de la música que queramos. La principal ventaja de estos dispositivos es que no requieren ningún tipo de instalación y que podemos usarlos tanto en el coche, como en cualquier otro escenario, gracias a que suelen tener un tamaño compacto y una autonomía razonable. Muchos, además, cuentan con una ventosa que podemos utilizar en el salpicadero o pegar en la ventanilla del copiloto siempre y cuando no manipules el dispositivo mientras estás conduciendo.

Por el contrario, al no estar diseñados para su uso en vehículos, se pueden quedar cortos en prestaciones dependiendo de modelo. Además, debemos tener en cuenta que disponen de una autonomía limitada por lo que conviene llevar siempre una batería externa.

La gran ventaja es que hay muchísimos modelos disponibles de todos los precios que queramos, en todos los formatos, de todos los tamaños. Podemos buscar que tenga más o menos calidad, más o menos batería. Y otra de las ventajas que tiene este método es que no está pensado exclusivamente para el coche así que puedes ir de vacaciones y usarlo durante el trayecto pero también al bajarte del coche cuando vayas a casa de amigos o cuando vayas a la playa a pasar la tarde con tu familia.

¡Sé el primero en comentar!