Adiós al triángulo: la semana que viene podrás usar las luces de emergencia V16

La DGT lleva desde hace mucho tiempo a idas y venidas con las luces de emergencia V16, un elemento cuya finalidad es sustituir a los triángulos de emergencia. Pero, luego de constantes vaivenes, el organismo de la política vial ya tiene un plan de asentamiento para este dispositivo: entrará en vigor la próxima semana, este 1 de julio. Conocemos los puntos a considerar y su obligatoriedad ante los clásicos triángulos.

A partir del 1 de julio de 2021 las luces de emergencia V16 serán un tipo de sistema legal que podremos llevar en el coche sin los triángulos de emergencia. Esto quiere decir que, en su caso, será posible prescindir de este sistema y hacer uso únicamente de la luz. El dispositivo tiene varios matices que lo harán muy beneficioso para los conductores.

Las luces de emergencia V16, obligatorias por Tráfico

Empezando porque van ser uno de los elementos imprescindibles por la DGT y más que necesarios para el día a día en el coche, destaca porque no es una luz al uso. De hecho, la que se hará obligatoria y deberá cumplir con la normativa es una luz con geolocalización.

Como tal, se trata de un dispositivo pensado para evitar salir del coche si nos vemos obligados a parar el vehículo en una situación de emergencia. Porta un imán, por lo que puede colocarse en el techo del mismo y su luz se puede detectar a un kilómetro de distancia.

El Gobierno las ha aprobado en lo que tiene que ver con las nuevas normas de circulación, por lo que, si bien podrán ser usadas desde estas próximas fechas, no serán exigidas hasta el 1 de enero del 2026, como explicó la DGT. Esto quiere decir que no tenemos por qué comprar obligatoriamente uno de estos dispositivos de forma inmediata, ya que podemos seguir utilizando los triángulos de señalización.

Cómo funcionan

El número de atropellos que se producen en las carreteras españolas es muy alarmante desde hace años y un porcentaje de estos atropellos se produce cuando los usuarios bajan del coche para colocar los triángulos de emergencia, obligatorios por ley desde 1999. Los datos manejados dicen que entre 2018 y 2020 fueron 42 las personas que fallecieron en vías interurbanas tras haber bajado de su vehículo.

Cómo funcionan luces emergencia v16

De esta forma se han incorporado así estas luces, también conocidas como balizas. Las mismas desprenden una luz amarilla que cuentan con esa banda magnética. Con el fin de reducir posibles accidentes por problemas de iluminación, estas luces de emergencia se instalan de forma rápida y segura. Con ellas no tendremos que pisar la carretería como ocurría con los triángulos.

Se colocan desde dentro del habitáculo, sin necesidad siquiera de quitarse el cinturón de seguridad, y se activan de forma automática. Al ser pequeñas, se adaptan a todo tipo de vehículos, incluso a las motocicletas. Y, además, son aptas para personas con movilidad reducida.

Tienen que portar el sistema de geolocalización

Al mismo tiempo, y como ya existen varias parecidas en el mercado, las que serán de uso forzoso tienen que cumplir una serie de requisitos y funciones. En el caso de que no las cumpla, la luz no tendría validez para el organismo público vial. Por ejemplo, su irradiación, del cual estará diseñado de forma que la luz cubra un campo de visibilidad horizontal de 360 grados y, en vertical, un mínimo de ± 8 grados hacia arriba y hacia abajo. También será necesario que sean funcionales a través de una pila o batería que deberá garantizar su uso al cabo de 8 meses.

Con geolocalización, este dispositivo comunicará, en todo caso, su activación, desactivación y geoposicionamiento, «al punto de acceso nacional en materia de tráfico y movilidad», como cita el BOE.  La información sobre la ubicación del vehículo accidentado se enviará cada 100 segundos y dejará de enviarse una vez se haya remitido la información de desactivación.

Es decir, que cada vez que activemos la señal V16, el sistema de geolocalización del dispositivo enviará cada 100 segundos la ubicación de nuestro vehículo detenido a la nube de la DGT 3.0, de modo que dicha información llegue rápidamente al resto de vehículos de la vía conectados. En este sentido, y con la homologación del organismo, actualmente ya se pueden comprar, y su precio rondaría los 20 euros (10€ en el caso de la más barata). La más reconocida es la Help Flash.