Paso a paso: conectar una Smart TV Samsung a Internet

Paso a paso: conectar una Smart TV Samsung a Internet

Manu Iglesias

La mayoría de televisores que se venden desde hace años son Smart TV. Esto quiere decir que tienen la capacidad de conectarse a Internet y ofrecer funciones extra además de simplemente ver los canales de la TDT. Por ejemplo, pueden ejecutar apps como Netflix, HBO, YouTube, navegadores web, etc.

Muchas personas tienen en casa televisores de este tipo, pero no disfrutan de la parte Smart al no conectarlas a Internet. Si eres una de estas personas, vamos a solucionarlo. No debes tener miedo, conectar una Smart TV a Internet es muy sencillo y en las siguientes líneas vamos a explicar cómo hacerlo con los modelos de Samsung.

Requisitos previos: ¿qué necesito?

Para poder conectar la Smart TV de Samsung a Internet necesitas cumplir una serie de requisitos. El primero, como es lógico, es disponer de un televisor de la marca que disponga de posibilidad de conectarse a Internet, ya sea por cable ethernet o por WiFi. Puedes consultar el libro de instrucciones o las especificaciones técnicas de tu modelo para saber si lo cumples. En caso de que lo cumplas, lo siguiente que debes hacer es decidir si conectarás la TV por cable o por WiFi a Internet. Por supuesto, para hacer esto tendrás que disponer de conexión a Internet en el sitio donde vayas a instalar la televisión. Por ello, también es recomendable que tengas la contraseña a mano.

Si tienes el router cerca, lo más recomendable es que utilices un cable ethernet. Es una opción barata y que evita problemas de interferencias, cortes, lentitud, etc. Además, podrás obtener una conexión a Internet más fiable, con menos cortes y más veloz. Para hacerlo únicamente necesitas un cable ethernet que has de conectar a la toma de red del televisor por un extremo y a una boca libre del router.

Boca ethernet de un router para conectar el Smart TV de Samsung

En cambio, si tienes el router lejos o si por cualquier otro motivo prefieres conectarte por WiFi, comprueba que tu TV integra un adaptador WiFi o busca uno que sea compatible y conéctalo a través de un puerto USB de la tele. Una vez que hayas hecho estas comprobaciones y tengas conectado el hardware necesario (el cable o el adaptador WiFi) ya estarás listo para hacer la configuración necesaria en los menús de la televisión.

Cómo conectarse

Con el cable al router conectado o si estás seguro de que la TV dispone de conectividad WiFi, toca sobre el botón Home del mando de la televisión para acceder al menú de configuración. Una vez dentro accede a Red y después selecciona la opción Configuración de red. En este punto deberás elegir entre los dos métodos de conectividad que te ofrecerá la TV: cable LAN o inalámbrico. Selecciona el método que quieras utilizar y pulsa OK.

Smart TV de Samsung conectado a Internet

Si has seleccionado cable LAN y las conexiones son correctas, la TV te debería indicar a los pocos segundos que la conexión se ha realizado correctamente. En cambio, si escoges inalámbrico tendrás que seleccionar la red WiFi a la que te quieres conectar y después introducir la contraseña para que la conexión se pueda finalizar. Si no recuerdas cuál es y no la has cambiado, probablemente puedas encontrarla en el propio router, en su parte de abajo, donde pone contraseña.

Una vez que hayas seguido estos pasos, tu Smart TV Samsung ya debería disponer de conexión a Internet y podrás acceder a todos los servicios online de los que disponga el equipo. Si no es así, comprueba que tienes conexión a Internet y que esta está funcionando bien en este momento, ya que en ocasiones no es así. Si es necesario desconecta el router, espera y vuelve a probar. Si por alguna razón tu televisor no funciona así o no encuentras lo que debería aparecerte, puedes ir al apartado de manuales de la compañía para ver cómo hacerlo en tu modelo en concreto, aunque lo más probable es que ya lo hayas hecho. Una vez que lo hagas, a menos que la conexión sea inestable o falle en algún momento, ya no tendrás que configurarlo más para acceder a la red. A menos que cambies de WiFi o prefieras conectarte con los datos del móvil compartiéndolos.

Hacerlo con PLC

Si tu televisor no tiene WiFi y la conexión a Internet le queda lejos o en otra planta, o cuando intentas conectar no termina de ir bien, una buena opción para esto es usar un PLC. Con el PLC TP Link podrás llevar Internet desde el router hasta tu televisor por medio de cable eléctrico.

Por tanto, lo primero que debes hacer es enchufar el PLC al router y conectar un cable de red o RJ45 del router al PLC. Posteriormente, deberás desenchufar tu televisor, enchufar el otro PLC y este irá a tu equipo. Conectas un cable de red desde tu televisor al PLC. Lo siguiente que debes hacer es seguir las instrucciones para conectarlo a Internet por medio del cable y una vez que lo hayas hecho ya contarás con Internet en tu televisor Samsung.

En la actualidad hay muchos modelos de PLC de calidad a diferentes precios, por lo que puede ser una buena idea. Además, estos son utilizados para mejorar la conexión de red.

Instalar una aplicación en tu Samsung Smart TV

Ahora ya podrás disfrutar de Internet en tu televisor, aunque si quieres disfrutar al máximo de sus contenidos puede que tengas que instalar alguna aplicación si no venía preinstalada. Tendrás que dar a Home en tu mando a distancia y seleccionar el icono de Apps. Desde este apartado irás al icono con forma de lupa (que estará arriba en la pantalla) para hacer una búsqueda de la aplicación que quieras. Empieza a escribir su nombre hasta que aparezca. Si no la puedes ver, es posible que tu televisor no sea compatible con ella.

instalar apps samsung tv

Ya solo te queda elegir la que te interesa para hacer la descarga. Dale a Enter en tu mando y después presiona sobre la opción Instalar. Una vez que lo hayas hecho, esta empezará a descargarse a instalar. Puede llevar unos minutos. Cuando se confirme la descarga correcta, ya la tendrás y podrás empezar a usarla cuando quieras.

¡Sé el primero en comentar!