Google obligará a los fabricantes a actualizar sus móviles Android durante al menos 2 años

Software

Google se ha puesto seria con los fabricantes de móviles que usan Android. Además de cobrarles ahora por incluir la Google Play Store, la compañía quiere que los terminales estén al día de actualizaciones de seguridad y de las últimas versiones de Android, ya que hay muchas compañías que lo dejan de lado. Sin embargo, si ahora no lo hacen, perderán sus ventajas.

Google ya obliga a muchos fabricantes a actualizar sus móviles

Google lanza parches de seguridad mensualmente, en los cuales arreglan las vulnerabilidades que van descubriéndose en Android. La mayoría de fabricantes suele incluirlas a los pocos días de que éstas sean lanzadas, aunque muchos suelen esperarse para lanzarlas trimestralmente. En cuanto a las actualizaciones del propio sistema que Google lanza anualmente, los fabricantes suelen llevar, como mínimo, medio año de retraso.

android

La ley no escrita es que estos fabricantes suelen ofrecer hasta 2 años de soporte hasta que dejan de lanzar nuevas versiones de Android y se dedican sólo a lanzar parches de seguridad. Google, sin embargo, va a obligar a partir de ahora a todos los fabricantes a lanzar al menos cuatro actualizaciones de seguridad al año dentro del primer año de lanzamiento del móvil. En el segundo año también tienen que seguir lanzándose, aunque no se ha determinado la cantidad.

Estas medidas se aplican a cualquier dispositivo lanzado a partir del 31 de enero de 2018 que haya sido activado por más de 100.000 usuarios. A partir del 31 de julio se empezó a aplicar al 75% de los fabricantes, y a partir del 31 de enero de 2019 será obligatorio para todos. El nuevo límite establece que los móviles deben estar parcheados y protegidos ante vulnerabilidades identificadas con una anterioridad de 90 días.

Si no actualizan, Google no licenciará futuros móviles de la marca

En el caso de que un fabricante no cumpla con estos criterios, Google podría dejar de aprobar futuros dispositivos del fabricante, lo cual les impediría lanzarlos al mercado al no incluir la Google Play Store. Esto aparece de momento en los contratos europeos que Google tiene con los fabricantes, pero no se sabe si también se está aplicando a nivel mundial.

Las medidas que Google ha empezado a aplicar este año ya están empezando a mostrar sus frutos. La mayoría de los más de 200 móviles Android de 30 fabricantes distintos ya tienen actualizaciones de seguridad de al menos los últimos 90 días. Además, los móviles con Android One reciben actualizaciones todos los meses durante al menos tres años.

Google está trabajando también en hacer que Android sea más fácil de actualizar por otros fabricantes, ya que el proceso de actualización tiene muchos pasos y es demasiado lento. A eso hay que sumarle las modificaciones que hacen los fabricantes, lo que hace que sea necesario al menos varias semanas. Desde Android Oreo se consigue que las actualizaciones sean más rápidas, y eso irá mejorando con futuras versiones.

Escrito por Alberto García

Fuente > The Verge