Windows 10 bloqueará 3 funciones para quienes lo tengan sin activar

Microsoft está preparando grandes cambios para el aspecto e interfaz de Windows 10. Ya conocemos los nuevos iconos del Explorador de archivos que llegará en 21H2, y también sabemos que habrá un diseño más moderno de la barra de tareas y del menú de inicio. Sin embargo, ahora hay una nueva función a nivel de interfaz que no conocíamos.

La última build de Windows 10 lanzada hace unos días en el canal Dev incluye interesantes cambios en el menú de la barra de tareas, una de las funciones más usadas del sistema operativo. El cambio afecta al comportamiento y a las opciones que nos muestra el sistema cuando hacemos click derecho en algo que tengamos abierto en la barra.

Nueva opción para acceder más rápido a carpetas recientes

En la actualidad, cuando hacemos click derecho en programas como el Bloc de notas o Word, nos aparece un listado con los archivos que hemos abierto recientemente en ese programa, lo cual es útil para volver rápidamente a archivos recientes. Si vamos a esos archivos y hacemos click izquierdo, éstos se abren, pero si hacemos click derecho, aparecen más opciones.

Entre esas opciones al hacer de nuevo click derecho en los archivos encontramos la posibilidad de abrir o imprimir el archivo, así como anclarlo o desanclarlo de la lista de recientes. A su vez, también podemos conocer las propiedades del mismo, dando información sobre su tamaño o la ruta donde se encuentra.

Ahora, encontrar la ruta será más fácil, ya que Windows 10 contará de manera nativa con la opción de Abrir ubicación del archivo, gracias a la cual iremos directamente a la carpeta en la que se encuentra sin tener que buscarla manualmente.

Menos opciones de personalización con Windows 10 sin activar

A su vez, otra novedad que Microsoft está probando es la de eliminar opciones que aparecen cuando hacemos click derecho en la barra de tareas. Así, desaparecerían las opciones de mostrar los botones o elementos de Búsqueda, Vista de tareas y teclado táctil. Estas opciones seguirán estando disponibles, pero habrá que ir al menú de configuración para cambiarlas. Este cambio busca reducir la cantidad de elementos que aparecen en pantalla cuando hacemos click derecho en la barra.

Esto puede parecer positivo para hacer más cómoda la personalización, pero lo cierto es que en realidad se está impidiendo acceder a esas funcionalidades a quienes no tengan activado el sistema operativo. Si no tienes una licencia para activar Windows 10, no es posible acceder a la parte de personalizar la Barra de tareas dentro del menú de configuración, por lo que no podrás ocultar ninguno de esos tres botones.

Esto se suma a otras opciones que sólo pueden configurarse ahí, como la opción de mostrar texto al lado de los iconos o la ubicación de la barra de tareas. Usar Windows 10 sin licencia es legal y no hay ningún problema a nivel de rendimiento, pero sí se limitan algunas opciones de personalización como ocurre con los botones de la barra de tareas a partir de 21H2, que llegará a finales de 2021.