Así de fácil puedes tener un clon gratis de Windows 11 en Linux

Así de fácil puedes tener un clon gratis de Windows 11 en Linux

Justo Romanos

Por mucho que te hayas pasado a Linux o que estés pensando en hacerlo, eso no significa que no puedas buscar una manera de seguir disfrutando de una experiencia propia de Windows. Para ello, te contamos qué es lo que tienes que hacer para usar Linux en forma de clon de Windows 11 de forma que te parezca que nunca has abandonado el sistema operativo de Microsoft.

De Windows nos hemos quejado todos en alguna que otra ocasión. Pero, aunque se trata de una plataforma que ha dado muchos quebraderos de cabeza, no se puede negar que se trata de un sistema operativo fundamental y de una importancia extrema. De ahí que, incluso tras darle la espalda e irnos a Linux, sea interesante que hablemos de la existencia de esta alternativa.

Wubuntu entra en escena

El nombre de este sistema operativo combina los dos elementos que forman su estructura: Ubuntu como plataforma base y Windows a modo de skin completo. En realidad, dicen sus creadores que están habituados a que los usuarios se hagan eco de la existencia de su plataforma con el nombre de «Windows Ubuntu». Pero lo cierto es que no es para menos, puesto que la copia que realiza del sistema operativo de Microsoft es tan completa que llega a ser difícil diferenciarlo del software real.

Selección de funciones y herramientas disponibles en Wubuntu

Es importante decir que se puede descargar de manera gratuita y que aporta lo mejor de Windows, mientras que elimina los requisitos que no son precisamente del gusto de los usuarios de Linux. Así, por ejemplo, no tiene uso de Secure Boot, mientras que tampoco pone exigencias de hardware como las que tiene el sistema de Microsoft. En añadido a esto, tampoco es necesario disponer de un módulo criptográfico TPM.

Hay dos versiones distintas

Hay dos ediciones de Wubuntu a las que se puede acceder. Pero antes de hablarte de ellas todavía queremos perfilar un poco más lo que significa utilizar este sistema operativo. Lo primero de todo, te diremos que dispone de la práctica totalidad de las herramientas que son propias de Windows, como es el caso de PowerShell, Skype, Microsoft Teams o el navegador Edge. No solo eso, sino que tienes la oportunidad de instalar aplicaciones de Windows usando el sistema Wine, el cual te aporta soporte para usar archivos .msi y .exe. Eso significa que muchas de las limitaciones habituales que son frecuentes en Linux respecto a Windows no se llegarán a sufrir. También es, por supuesto, una gran noticia para los usuarios que vienen de Windows sin tener ningún conocimiento de Linux.

Como te decíamos, hay dos ediciones. Se las conoce con los nombres de Windows Ubuntu 11 Plasma y Windows Ubuntu 11 Cinnamon. ¿En qué se diferencian? El principal rasgo que varía dependiendo de la versión es algo tan sencillo como que la edición Cinnamon está inspirada en la interfaz de Windows 10. Por lo tanto, si echas de menos esa versión del sistema operativo de Microsoft, podrás disfrutar de ella de nuevo como el primer día. Otro aspecto importante es que la edición Cinnamon también es la que se recomienda para aquellas personas cuyo ordenador no sea demasiado potente. Se encuentra optimizada para que funcione a la perfección, pero que sea más flexible y fluida sin importar que tus componentes técnicos se queden un poco escasos. Así, por ejemplo, incluso con 1 GB de memoria RAM lo vas a poder instalar perfectamente.

La otra de las versiones es Windows Ubuntu 11 Plasma y se trata de una copia del sistema operativo de Microsoft, pero dotándola de las características más conocidas de Linux, como su seguridad y velocidad. Y aunque te decíamos que la versión Cinnamon es la más optimizada, la Plasma también ha sido muy pulida, ya que funciona en equipos a partir de 2 GB de memoria RAM. Entre otras funciones incluidas destaca el uso de los PowerToys, por lo que podrás habilitar compatibilidad con Android, usar el Panel de control o muchos otros elementos significativos en el día a día de Windows. Como te decíamos, incluso tienes la oportunidad de sacar partido de Copilot, la IA de Windows que se convertirá, en los próximos meses, en uno de los rasgos más importantes del sistema operativo.

Características de Wubuntu, entre ellas el Panel de control de Windows

Aunque es gratis, si lo quieres usar de manera profesional tendrás que hacer el pago de la licencia, la cual tiene un precio definitivo de 35 dólares. Pero para quitarte el gusanillo lo puedes probar gratis y así comprobar lo bien que se ha realizado esta copia de Windows 11 para Linux.

Vía > Wubuntu

¡Sé el primero en comentar!