Nuevas pistas sobre la próxima interfaz de Windows 10

Microsoft lo ha confirmado: Windows 10 21H2 será la mayor actualización de Windows en una década. No sabemos si en esa década incluyen los 6 años de vida de Windows 10 y los próximos 4 años, pero sin duda vamos a estar ante una versión que va a introducir multitud de cambios. Y poco a poco vamos conociéndolos en forma de píldoras.

Windows 10 21H2 incorporará Sun Valley, el primer gran cambio de diseño que recibe el sistema operativo desde su lanzamiento. El aspecto general será más moderno y sofisticado, muy parecido a lo que ya vimos con el cancelado Windows 10X, con bordes redondeados y tonalidades suaves.

Nuevos iconos: Administrador de tareas y .MSI

Los iconos del sistema operativo también cambiarán por completo, como ya hemos visto en las builds de las últimas semanas. Sin embargo, todavía no hemos visto ninguna imagen real de cómo será la nueva interfaz del sistema más allá de algunos diseños que han imaginado los usuarios, o pequeñas filtraciones publicadas por la propia Microsoft en vídeos o algunas guías para desarrolladores.

La última novedad la encontramos en el Administrador de tareas y en los paquetes de instalación MSI, los cuales reciben nuevos iconos en Windows 10 como han recibido ya decenas de apps y elementos del sistema operativo. Actualmente, el Administrador de tareas tiene un icono de un ordenador, y que en la pantalla muestra un pequeño gráfico de rendimiento. Ahora, el nuevo icono pasa a ser directamente ese gráfico de rendimiento, con un diseño más plano y sin sombras.

En el caso de los iconos para los instaladores .MSI, queda atrás el viejo icono en el que se veía un monitor de tubo junto a un ordenador, y ahora tenemos un monitor plano y un CD delante, a pesar de que el CD ya se use bien poco, de manera similar a que el icono de guardar sigue siendo el del disquete. No obstante, el acabado del nuevo diseño es mucho más moderno, y al quedar más claro lo que abrimos no será necesario agrandar los iconos en Windows 10.

Windows quiere mejorar la consistencia en Windows 10

Uno de los objetivos de Microsoft con Sun Valley es dejar atrás muchos de los iconos del sistema operativo que llevan sin cambiarse desde Windows 95 en el archivo Shell32.DLL. Muchos de los iconos por defecto llevan sin tocarse desde entonces, y ya vimos una imagen de cómo cambiarán muchos de ellos.

Iconos

Y es que Windows 10, a pesar de que ha mejorado su consistencia, es una mezcla irregular de versiones anteriores de Windows, ya que podemos encontrar elementos de Windows 8, 7, XP e incluso algunos que provienen de Windows 95 como es el caso de los iconos antiguos. Por ello, con Sun Valley se buscará mejorar la consistencia de la interfaz, aunque para lograr eso tendrán que pasar todavía muchos años, con la eliminación por ejemplo de elementos como el Panel de control para que todo pase a estar disponible directamente desde Configuración.