Por qué Xbox Series X es la única consola de la que puedes prescindir si ya tienes un PC

A finales de año, Microsoft y Sony pondrán a la venta Xbox Series X y PlayStation 5. De PS5 todavía no conocemos el diseño, pero Microsoft sí ha desvelado ya casi todos los detalles de la consola, incluyendo sus componentes, diseño, mando y características técnicas. Sin embargo, hay un detalle importante: puede que sea la única consola de la que puedes prescindir.

Elegir qué consola comprar es un proceso bastante complejo, ya que tienes que tener en cuenta multitud de factores. Entre ellos puede estar la potencia de la consola, el precio, el mando al que estés acostumbrado, qué consola tengan tus amigos, o lo más importante: qué juegos va a tener cada consola.

De cara a esta navidad, la duda de la mayoría de usuarios que quieran jugar a videojuegos será elegir entre PS5, Xbox Series X, Nintendo Switch o PC. Cada plataforma tiene sus juegos exclusivos, donde Sony y Nintendo tienen títulos que no pueden jugarse en ninguna otra plataforma. En el caso de Xbox, todos sus exclusivos salen en PC, y son pocos los que justifican comprarse la consola.

Si tienes o vas a tener un PC, una Xbox Series X no tiene sentido

Así, si te gustan los videojuegos, es probable que ya tengas un PC. En PC puedes jugar a todos los juegos de Xbox sin problema, ya que Microsoft lanza desde años todos sus exclusivos en Windows 10, además de permitir juego cruzado. Si bien esto es muy bueno para el usuario, también juega en contra de la propia Microsoft, ya que si tienes un PC de gama media o alta no tiene mucho sentido comprarse una Xbox porque vas a poder jugar a los mismos juegos, donde sólo tendrás que bajar un poco la calidad gráfica como mucho. Además de los exclusivos de Xbox, en PC tendrás los exclusivos de PC, donde hay multitud de juegos online, y muchos de ellos gratis como CS:GO o Dota 2.

Las ventajas de jugar en PC ya las hemos enumerado en varias ocasiones, pero entre ellas está claro que es la mejor plataforma en términos de potencia, ya que puedes montarte un ordenador ahora mismo mucho más potente que las consolas actuales, y que incluso compita en potencia con las nuevas. Además, puedes jugar a juegos de hace décadas, comprarlos muchísimo más baratos, usar teclado y ratón, no tener que pagar por el online, y un largo etcétera. Además, es probable que ya necesites tener un PC en casa.

Las consolas, normalmente, suelen salir con una potencia a la par que ordenadores de similar precio. Este año parece que veremos una excepción, ya que aunque falta por confirmar el precio de Xbox Series X, probablemente éste no supere los 600 euros, que ya es menos de lo que cuesta el combo de tarjeta gráfica y procesador de equivalentes prestaciones en PC. Eso sí, hay que tener en cuenta que la consola utiliza una tarjeta gráfica con una arquitectura que todavía no está a la venta, y de cara a final de año veremos nuevas tarjetas tanto por parte de AMD como de NVIDIA que ayudarán a reducir la gran distancia que hay entre ambas plataformas en términos de rendimiento/precio.

No obstante, en el largo plazo se termina ahorrando en PC, con unos juegos más baratos, y sobre todo por no tener que pagar online. Así, a los 5 años, es posible que nos estemos ahorrando cifras de al menos 300 euros, con la ventaja adicional de poder usar el PC para más cosas y también poder actualizarlo cuando queramos.

Batalla de exclusivos

E incluso si decides que no quieres un PC, y tu decisión tan sólo es basada entre una consola u otra, los juegos exclusivos hacen que la balanza se incline en favor de Sony. Los juegos exclusivos de Microsoft distan mucho de igualar en calidad y en número a los de PlayStation. Microsoft apenas puede presumir de títulos como Forza Horizon 4, Forza Motorsport 7, Gears 5 o Sea of Thieves. Sony, por su parte, en PS4 tiene impresionantes sagas exclusivas que no están disponibles en Xbox como Uncharted, The Last of Us, Gran Turismo, God of War, Horizon, Death Stranding, Until Dawn, The Last Guardian Detroit: Become Human, y un largo etcétera.

dualsense ps5 vs mando xbox series x

De hecho, títulos como Horizon y Death Stranding van a salir en PC, mientras que de momento no van a salir en Xbox. Aquí vemos que la propia Sony es consciente de quien es su enemigo, ya que tiene mucho sentido sacar un juego en PC después de que lleve un tiempo en consola para llegar a un público mucho mayor que el de la propia consola. Si todo funciona bien con Horizon y obtienen grandes beneficios adicionales, es posible que en el futuro decidan lanzar aún más juegos que te permitan llegar incluso a prescindir de una consola. Por tanto, PC tiene los juegos de Xbox más alguno de PlayStation.

Además, tenemos a una cuarta participante: Nintendo Switch. La consola es ideal para jugar en cualquier parte sin depender de un monitor o un televisor, y además cuenta con decenas de títulos exclusivos donde queda muy claro que la potencia es lo de menos a la hora de crear un juego divertido. Así, con el combo de PC y PlayStation puedes jugar a todos los juegos del mercado sin tener en cuenta a Nintendo, y si te lo puedes permitir, con Switch ya no se te escapa ninguno.

Sólo habrá una situación donde tener una Xbox Series X tenga sentido: que prefieras jugar a los juegos multiplataforma y prefieras ahorrar dinero a corto plazo sin tener en cuenta que los juegos y el online te saldrá más caro. Mirando los números, Xbox Series X será más potente que PS5, y por tanto los juegos probablemente usen una resolución mayor o algún otro tipo de mejora gráfica. Algunos desarrolladores afirman que el desarrollo en Xbox es muy complejo y no siempre se alcanzará la cifra de 12 TFLOPs, por lo que veremos si realmente los juegos en Xbox Series X están a la altura de sus especificaciones técnicas. Por tanto, juegos como FIFA o Call of Duty deberían tener mejoras en Xbox Series X que no veríamos en PlayStation 5, pero todavía queda mucho para ver el rendimiento real en ambas.

En definitiva, tener un PC te permite jugar a todos los juegos multiplataforma ahorrando dinero en el largo plazo, y en el caso de querer una consola, PS5 ofrecerá un mejor catálogo. Microsoft tiene un grave problema por solucionar con sus títulos exclusivos, y PS5 tiene de momento todas las de ganar a falta de conocer el precio y el rendimiento final de ambas plataformas.