¡Increíble! Esta Game Boy tiene batería infinita

Seguramente la gran mayoría de nosotros hayamos tenido en nuestras manos una Game Boy, una de las consolas más clásicas de Nintendo. Esta pequeña consola portátil permitía jugar a muchos juegos desde su lanzamiento. Aunque supuso un tremendo éxito, contaba con un problema: su fuente de energía eran unas pilas, por lo que cada poco tiempo había que cambiarlas cuando se agotaban por unas nuevas, y así sucesivamente. Aunque hayan pasado décadas desde la salida de la consola, han creado un modelo de esta Game Boy que cuenta con una batería recargable gracias a un panel solar que aprovecha la luz solar para generar energía.

El problema de las pilas y su poca vida útil hizo que esta persona se encargará de crear su propio prototipo de Game Boy con una batería recargable y un panel solar.

Una batería que se carga con un panel solar

Para construirla hubo que seguir diferentes pasos. Para empezar, había que conseguir la batería que iba a ser la sustituta de las pilas. Cuenta con una corriente de 3,7 voltios y una autonomía de 1000 miliamperios, lo que la hace funcionar sin problemas un periodo de tiempo de entre 7 y 12 horas.

Esta batería se encarga de recoger la corriente de un controlador de carga USB de tipo C que también se encara de la energía saliente de la betería y la envía a la consola cuando no se está cargando.

Sin embargo, la carga de la consola no tiene por qué depender solo de este USB. Gracias a un panel solar que emite hasta 5 voltios Y 150 miliamperios también permite cargar la consola mientras no se usa. Por tanto, cualquier zona iluminada gracias al Sol es suficiente para comenzar a cargar la batería de la Game Boy.

Para finalizar, también se cambió la clásica pantalla por otra mucho más moderna y con más brillo que permite que se visualicen mejor las imágenes.

El panel solar va colocado en la parte posterior de la consola. Tambien se colocó en el interior de la consola cinta termocontraible para evitar que sucedan cortocircuitos tras realizar todo el proceso de instalación de la batería y el panel solar.

Aún hay que mejorar el sistema

De esta forma, no solo se aumenta la vida útil de la Game Boy sino que también se ayuda a no desperdiciar las pilas.

Aunque este sistema sea novedoso, aún tiene que mejorar. Por ejemplo, el modelo de panel solar que se eligió para cargar la batería tarda bastante en hacer el proceso de carga, ya que una hora de exposición del panel al Sol equivale a unas dos horas de duración para la batería.

Por tanto, aunque haya que mejorar y optimizar aun el sistema, esta Game Boy es una gran solución al problema de la batería. Además, la nueva pantalla ofrece una mejor experiencia a la hora de jugar. No es la primera vez que se crea una «nueva» consola de este modelo de Nintendo ya que también se puede hacer una Game Boy con una Raspberry Pi