Este emulador de Game Boy y SNES funciona en el navegador sin bajar nada

Los emuladores son una forma ideal de conservar la historia de los videojuegos. Gracias a ellos, podemos jugar a miles de juegos de casi todas las consolas de la historia. Una de las mejores para emular es Game Boy Advance, con cientos de divertidos títulos, algunos de los cuales fueron lanzados en consolas previas como SNES o Mega Drive. Ahora, puedes jugarlos cómodamente desde tu navegador.

La web que permite hacerlo es Afterplay.io. La web no es más que una implementación para navegadores del emulador mGBA, que permite, con sólo subir una ROM, jugar a cualquier juego de manera inmediata desde el navegador web. Y aunque no vamos a obtener todas las funciones que permite usar un emulador completo, sí que tenemos las más importantes, como cambiar los controles y guardar la partida en el punto que queramos.

Game Boy y SNES: pronto llegarán más consolas

Además, una de las ventajas que tiene jugar desde el navegador es que es multiplataforma, por lo que podemos acceder desde cualquier dispositivo y seguir jugando nuestra partida. Podemos empezarla en el PC, y luego continuarla en el móvil con control táctil en la pantalla.

Además de mGBA, el servicio también permite emular juegos de SNES a través del emulador SNES9x, por lo que ya podemos emular Super Nintendo, Game Boy, Game Boy Color y Game Boy Advance cómodamente desde el navegador web. Podemos ver un vídeo de cómo funciona a continuación:

Aunque actualmente el emulador sólo funciona para Game Boy Advance y se trata de un proyecto que Patrick Corrigan ha hecho en su tiempo libre, el creador afirma que tiene grandes planes para él. Por ejemplo, está planeando añadir más consolas en el futuro, como es el caso de PlayStation y Nintendo 64.

Es gratis, de momento

Así, aunque actualmente podemos ejecutar emuladores de consolas de manera nativa en todo tipo de plataformas, es raro el hecho de que podamos compartir las partidas guardas entre esas plataformas, y poder seguir jugando donde y cuando queramos como si se tratase de un servicio de videojuegos en la nube. Además, la ventaja es que es totalmente gratis, aunque al loguearte aparece que sólo puedes seguir disfrutando del servicio durante 14 días, y luego probablemente te obligue a pagar para seguir usándolo. El hecho de que se cobre una especie de suscripción por una cantidad mínima de 5 dólares puede hacer que llame la atención de compañías como Nintendo y le fuercen a cerrar el servicio. De momento, podemos disfrutarlo.