¿Sirve de algo pixelar la cara en una foto por seguridad?

Cuando queremos hacer público cualquier tipo de información sensible en Internet, lo más común suele ser pixelar un rostro, correo electrónico, dirección o número de teléfono. Sin embargo, puede que ya no sea algo tan efectivo si queremos proteger la privacidad de una persona en una foto que compartamos en redes sociales o publiquemos en una web.

Si tenemos una foto desenfocada o queremos ocultar algún tipo de información dentro de ella, una herramienta muy recurrente que solemos utilizar es Photoshop. El programa de edición fotográfica por excelencia nos permite desenfocar una imagen o parte de su contenido de diferentes maneras. Sin embargo, la inteligencia artificial cada vez es capaz de más cosas, y una de ellas es descifrar lo que se oculta bajo unos píxeles logrando recuperar rostros con un detalle que te deja con la boca abierta. Veamos de qué son capaces estas herramientas y reflexionemos sobre si realmente sirve de algo pixelar la cara en una foto por seguridad y para mantener la privacidad de la persona.

PULSE reconstruye rostros pixelados

Que la inteligencia artificial es capaz de revelar caras que previamente se han pixelado no es algo nuevo, pero PULSE lo hace de una forma prácticamente perfecta. No es la primera capaz de recuperar rostros pixelados, pero sí la que mejores resultados ofrece.

Unos investigadores de la Universidad de Duke en Estados Unidos son los responsables del desarrollo de esta herramienta. Su funcionamiento consiste en coger la imagen pixelada tomándola como referencia para generar muchas caras en alta resolución que se puedan parecer. Una vez que tiene la cantidad suficiente, las pixela y las compara con la imagen pixelada original. Una vez que prueba todas las opciones posibles como resultado muestra imágenes con más detalles, sin limitarse a fotos borrosas que pueden dejar intuir una cara. Asombroso, ¿no?

PULSE

Comparativa de los resultados de PULSE con otras herramientas

IA de Google

Basándose en un modelo inicial la IA es capaz de generar imágenes similares y escalar y mejorar su resolución. Google también trabaja al respecto y una investigación relativamente reciente de su departamento de IA muestra como los nuevos avances ofrecen resultados sorprendentes.

El modelo de aprendizaje automático de Google es capaz de tomar una foto sin apenas resolución y escalarla para conseguir detalles asombrosos. El método utilizado por Google es el conocido como modelo de difusión. Un método generativo que empezó a implementarse en 2015. La IA se entrena para bajar la resolución de las fotografías y llevarla a un pixelado extremo. A partir de este punto, va aprendiendo a darle la vuelta a este proceso. Un método con el que la compañía ha logrado mejorar especialmente retratos de personas. Sin duda, unos resultados espectaculares que podrían dejar al descubierto la identidad de cualquier persona.

Herramientas online

Incluso herramientas gratuitas online sin ningún tipo de descarga pueden dejar al descubierto un rostro pixelado. Let´s Enhance gracias a la IA mejora notablemente las fotografías pixeladas de forma gratuita. Procesa sin esfuerzo imágenes de baja calidad de forma automática y rápida.

Como ves, una vez que conocemos de lo que son capaces este tipo de herramientas que funcionan a través de IA es bastante cuestionable que sirva de algo pixelar la cara de una persona para proteger su privacidad en Internet.

¡Sé el primero en comentar!