El ejército de EEUU trabaja en cámaras que procesan imágenes como el cerebro

La fotografía es uno de los aspectos que más cambios ha sufrido para bien gracias a la tecnología. Antes se necesitaban horas y horas de exposición para hacer una simple foto, pero poco a poco se han ido implementando nuevas funciones gracias al avance de la tecnología. Existen una gran variedad de tipos de cámaras actualmente.

Se he llegado a un punto en el que una buena camara puede llegar a capturar instantáneas absolutamente espectaculares incluso estando a kilómetros de lo que hemos fotografiado. Esto es gracias a los teleobjetivos y grandes angulares que se han creado en los últimos años. Se puede llegar a obtener imágenes en 4K e incluso vincular la camara a nuestro smartphone.

Incluso se han creado sistemas de tecnología para conseguir hacer fotografías desde lugares fuera de nuestro planeta y que después estas lleguen a La Tierra. Tambien ocurre con las filmaciones, ya que la calidad actual de todas las series y televisiones que podemos consumir tienen una calidad de imagen óptima gracias al avance de las tecnologías de las cámaras de vídeo.

Se busca imitar la rapidez del cerebro

Uno de los numerosos organismos que forman parte del ejercito de los Estados Unidos va a comenzar a trabajar en el desarrollo de un sistema de cámaras que se encargaran de procesar imágenes de la misma forma y con la misma velocidad que lo haría el cerebro de una persona.

Cerebro

Lo que se busca con esta nueva tecnología es perfeccionar aún más tecnología militar autónoma como distintos vehículos, robots o dispositivos para buscar e iniciar persecuciones de objetivos.

Este organismo quiere desarrollar un sistema de cámaras que pueda reconocer los elementos que hay dentro del campo que la camara capta y explorar todo aquello que se mueve. Esto es algo que el ser humano puede procesar en su mente, pero no así una cámara.

Menos trabajo, mejor rendimiento

Este proyecto recibe el nombre de FENCE y también tendrá como objetivo conseguir que las cámaras gasten menos energía y procesen menos datos. Lo vital se encuentra en conseguir crear un sistema capaz de reconocer todos los elementos que hay en el entorno.

Cámara

Se espera que utilice muy poca potencia este sistema de cámaras, aproximadamente 1,5 vatios de potencia. Como se perfila que se aplique esta tecnología al ámbito militar, se usarán sensores de infrarrojos que deberán tener facilidad para moverse, girarse y acomodarse ante cualquier situación.

Además del ejército americano, en este proyecto también van a trabajar otras empresas interesadas en el proyecto y que durante bastante tiempo estarán codo con codo para crear un nuevo sistema de reconocimiento de imágenes en lo que a cámaras de refiere.