Una macrooperación contra el IPTV pirata cierra 252 webs y 65 apps

Una macrooperación contra el IPTV pirata cierra 252 webs y 65 apps

Alberto García

Cada pocas semanas vemos que tienen lugar distintas operaciones en contra de la piratería. Recientemente vimos una bastante importante en España con el cierre de un servicio que ofrecía decos IPTV precargados, CCCam y más. Ahora, una macrooperación ha acabado con el cierre de 252 páginas web y 65 apps.

La redada se ha producido en Brasil, donde se han realizado 25 actuaciones distintas por todo el país que han tenido lugar en Ceará, Goiás, Mato Grosso, Minas Gerais, Paraná, Pernambuco, Rio Grande do Norte, Santa Catarina y São Paulo. En las redadas se incautaron ordenadores, discos duros, memorias USB y móviles, además de coches de lujo y armas.

317 webs y apps cerradas en la macrooperación

Junto con las incautaciones, la policía ha cerrado 252 páginas web que ofrecían IPTV pirata, así como 65 aplicaciones para móviles a través de las cuales los usuarios podían hacer uso de esos enlaces, aunque también hay apps de TV para PC. 27 sitios webs estaban alojados en Reino Unido, y tres de ellos en Estados Unidos. También han eliminado perfiles en redes sociales que usaban para publicitar sus servicios.

Los arrestados permitían ver contenido de pago y canales deportivos a cambio de una suscripción, y además los proveedores se lucraban a través de publicidad. Las investigaciones fueron iniciadas por la Asociación Brasileña de TV de Pago (ABTA) y la Motion Picture Association Latin America (MPA-AL), donde este tipo de piratería daña a los propietarios de contenido. También han contado con el apoyo de las embajadas de Brasil en Reino Unido y Estados Unidos, donde se han detenido ya a un total de cinco personas.

La policía también ha conseguido tomar el control de las cuentas bancarias operadas por la banda, donde en una de ellas se identificó una facturación anual de 14,5 millones de euros. En Brasil, el delito de infracción de derechos de autor tiene una pena de entre dos a cuatro años de cárcel, y una multa si ese material se distribuye para obtener ganancias. Quienes consuman ese contenido también se enfrentan a entre tres y doce meses de detención y multa.

Segunda fase de la Operación 404

Así, el grupo no sólo se enfrenta a delitos relacionados con los derechos de autor, sino también a la tenencia ilícita de armas, ánimo de lucro, blanqueo de capitales y, posiblemente, pertenencia a banda criminal.

Esta es la segunda fase de la que ha sido bautizada como «Operación 404«. La primera fase tuvo lugar en noviembre de 2019, donde se detuvo a 8 personas que operaban 210 páginas web y tenían 100 apps de IPTV. En las páginas web que han sido cerradas se muestra el siguiente mensaje:

Las webs vendían varios paquetes de suscripción, pero por regla general incluso pagando la cantidad más baja era posible acceder a cualquier canal de pago de Brasil, incluyendo contenido en directo, películas y series.