¿Netflix es demasiado caro? Las películas VHS pueden ser la solución

Con la llegada del DVD, el VHS fue quedando poco a poco en el olvido. El formato de cintas ofrecía muchísimos inconvenientes y prácticamente ninguna ventaja con respecto al digital. El DVD sigue siendo hoy el formato de disco más comprado, ya que es más barato que el Blu-ray, y es bastante más barato, lo cual parece importarle más a la gente que la calidad. Por eso, no es de extrañar que haya quien prefiera seguir usando el VHS.

Así lo recoge el WSJ, que ha entrevistado a varias personas que prefieren seguir recopilando y coleccionando cintas en VHS. Es un hobby bastante complicado de mantener en tanto que en 2016 dejaron de fabricarse cintas en VHS y reproductores de cintas. La mayoría de películas que encuentras en VHS son de los 80 y los 90. La última película editada en VHS por un gran estudio fue Una historia de violencia, protagonizada por Viggo Mortensen y lanzada en 2006.

FreeBlockbuster: películas VHS gratis

Por ello, no es de extrañar que Blockbuster diera en quiebra en 2010 al no saber adaptarse a la nueva realidad. Netflix, que empezó también llevando películas a domicilio, supo adaptarse a las necesidades de los usuarios y viró al streaming de una manera pionera.

A pesar de ello, los aficionados han ideado mecanismos para acceder a películas gratis que no han visto. En Los Ángeles comenzó un sistema llamado «Free Blockbuster«, donde los ciudadanos dejaban y cogían películas en VHS de manera gratuita, además de haberse sumado también DVD y videojuegos. Ahora hay incluso convenciones para intercambiarlas como si de cromos se tratase.

Actualmente, el movimiento tiene su propia web (freeblockbuster.org), con 69 puntos repartidos por Estados Unidos donde los usuarios intercambian películas. El sistema está mantenido por los aficionados. Su creador, Brian Morrison, recibió una carta solicitándole que dejara de usar el nombre de Blockbuster, que ahora es propiedad de DISH. Él les ha respondido solicitándole licenciar el nombre, pero no ha recibido respuesta. La compañía afirma que no tiene interés en que se use su nombre relacionándose con este movimiento.

Mantener los VCR, una tarea titánica

Morrison tiene todavía su primer videocasete, y lo mantiene porque afirma que le gusta mantener vivo el hardware antiguo. Y es que uno de los problemas de este hobby es mantener los reproductores VCR con vida, ya que sus mecanismos internos son muy complejos y sensibles, y cualquier pieza puede romperse con facilidad.

El DVD se impuso a finales de los 90 y principios de los 2000, pero el hecho de poder ver películas de manera totalmente gratuita y legal, aunque su calidad no sea la mejor, ha hecho que muchas personas sigan manteniendo este hobby. En España es bastante fácil encontrar películas de segunda mano en todo tipo de portales. Y no sólo VHS, sino que los DVD se venden también por precios bajísimos, ya que la mayoría de usuarios consume contenido en plataformas de streaming o de otras fuentes con una calidad mucho mayor.

Fuente > WSJ

¡Sé el primero en comentar!