España no contempla vetar a ningún fabricante para desplegar 5G

España no contempla vetar a ningún fabricante para desplegar 5G

Claudio Valero

Para mejorar la cobertura 5G es necesario contar con un despliegue de esta tecnología muy superior al que tenemos ahora mismo. Este debe ser, como mínimo, equivalente al del 4G actual y eso es algo que tardará bastantes años en producirse. Los operadores se enfrentan a grandes inversiones que harán contando con diferentes fabricantes de tecnología. Aquí tenemos que hablar directamente del veto a Huawei de Estados Unidos y otros países. En el caso de España, el Gobierno no contempla vetar a ningún fabricante para desplegar 5G.

Comprar un móvil 5G sólo tendrá sentido si los operadores y sus proveedores de red se afanan en desplegar rápidamente la tecnología por el país. En estos momentos, Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo son los operadores inmersos en este proceso. De forma prioritaria, están contando con Ericsson o Nokia como proveedores, pero ahora sabemos que podrán hacerlo con cualquiera que consideren necesario contratar.

Descartadas prohibiciones explícitas a los proveedores de 5G

El Gobierno no contempla vetos a ningún proveedor en el despliegue en España de la tecnología 5G. Eso es, al menos, lo que ha enviado como respuesta escrita a Vox sobre “las razones por las que el Gobierno sigue contando con la empresa Huawei en la instalación de las redes 5G, a pesar de los riesgos de seguridad que entraña y el veto de nuestros aliados europeos”.

huawei 5g

El ejecutivo presidido por Pedro Sánchez confirma también que está preparando una ley de ciberseguridad que establecerá, entre otras cosas, “los criterios, obligaciones, garantías de cumplimiento y los efectos derivados en aquellos casos en que no pueda acreditarse un entorno seguro o cuando se determine que un proveedor es de alto riesgo”.

En la contestación enviada a Vox, podemos leer otras aclaraciones como que “en ese entorno, no se establecen prohibiciones explicitas para ninguna empresa, pero sí se desarrolla un marco de confianza y seguridad de obligado cumplimiento que tomará en consideración todos los aspectos referidos en la ‘toolbox’ europea, incluida la identificación de proveedores de alto riesgo”.

Por todo ello, concluimos que España no contempla vetar a ningún fabricante para desplegar 5G y que los operadores podrán contratar el equipamiento de Huawei o de otros proveedores chinos siempre que cumplan las normas impuestas por Europa. Pese a ello, los operadores han ido anunciado sus planes para prescindir del fabricante chino, al menos en el core o parte más sensible de su red de telecomunicaciones.